Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Nacional

¿Quién quedará en el Diálogo?

PANAMÁ. El diálogo que comenzó a inicios de este mes tras la represión en Bocas del Toro en protesta por la Ley 30, podría concluir maña...

PANAMÁ. El diálogo que comenzó a inicios de este mes tras la represión en Bocas del Toro en protesta por la Ley 30, podría concluir mañana sin haber llegado a ningún consenso.

Las reiteradas advertencias del sector trabajador de no seguir participando en las discusiones si el gobierno no deroga la Ley 30 han colmado la paciencia del presidente de la República, Ricardo Martinelli.

Visiblemente molesto, el mandatario advirtió ayer que ‘el que se para de una silla, perdió su silla’ .

Martinelli fue enfático al señalar que ‘no va a estar rogándole a nadie, y el que quiere irse, que se pare y que se vaya, porque no se puede estar irrumpiendo el orden institucional por intereses políticos y personales’.

Estas declaraciones fueron consideradas por los integrantes del sector trabajador como ‘desafiantes’, ya que en nada aportan al buen desarrollo del diálogo.

El secretario de Sitraibana, Genaro Benett, reiteró que el gobierno tiene que entender que esta ley es inconstitucional.

‘En nombre de los 5 mil 500 trabajadores y sus familias quiero anunciar que si el Gobierno no deroga la ley, vamos a protestar y nuevamente aportar otra cuota de sangre en las calles’, advirtió Benett.

Para Rafael Chavarría, representante del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO) en la mesa del diálogo, el presidente ‘erróneamente’ está enviando un mal mensaje a la nación, ‘no le importa con los muertos y heridos que se registraron en Changuinola’, dice.

El sindicalista adelantó que la decisión ya está tomada y no hay vuelta atrás.

El lunes, si los representantes del gobierno anuncian que la ley no va a ser derogada, los tres sindicalistas del sector obrero en la mesa del diálogo (CONUSI, CONATO y Sitraibana) abandonarán la mesa.

Únicamente quedarán cuatro de los siete integrantes que tienen derecho a voz y voto dentro del diálogo.

Los tres representantes del sector empresarial y uno del gobierno.

Esto quiere decir que si los obreros se levantan de la mesa, el diálogo prácticamente culmina.

Si esto llegara a suceder, los sindicalistas anunciaron que el próximo paso será el inicio de una huelga nacional prorrogable.