Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

Empresa Macello será sancionada

Residentes del corregimiento de Juan Díaz, San Antonio y hasta Costa del Este señalaron a La Estrella Online, sentirse indignad...

Residentes del corregimiento de Juan Díaz, San Antonio y hasta Costa del Este señalaron a La Estrella Online, sentirse indignados ante la poca acción que han mostrado las autoridades del MINSA y la ANAM, con respecto a los fuertes olores que desde hace años se sienten en el sector, según ellos debido al proceso de los huesos molidos y plumas de aves quemadas en la planta de procesamiento avícola que se mantienen en el área.

Gloriela Pitti, vive desde hace 20 años en el corregimiento de Juan Díaz y asegura que siempre se ha mantenido en el área este problema de olores, pero que ahora los olores son insoportables.

Aunque al principio tanto ella como otros moradores del área aseguraban que los culpable de estos olores era la planta de procesamiento avícola que mantiene la empresa Melo en la calle primera del corregimiento de Juan Díaz, sin embargo tras llevarse a cabo una inspección a las tres empresas procesadores que se ubican en el mismo, como las planta de Recuperación de Proteínas, S.A.,(REDEPROSA), Melo y Macello que laboran en esta área, pudieron percatarse de que no era así.

La inspección se realizó en Redeprosa, donde encontraron todo en completo orden, la compañía Melo abrió de igual manera sus puertas, mientras que la planta Macello impidió el ingreso de los inspectores, levantando así sospechas de que de ahí proviene el problema, así lo indicó Jorge Hassan, director de la región metropolitana de salud.

Hassan a su vez indicó que por ley las empresas están obligadas a permitir el ingreso, por lo que se está gestionando una multa para Macello entre 501 a 5 mil dólares.

Sin embargo representantes del matadero Macello, reconocen que no pueden minimizar en un 100% los malos olores que provienen del procesamiento de vísceras de animales, cuyo producto final es conocido comercialmente como carneharina.