Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Área bananera se queda sin agua

CHIRIQUÍ. Los baruenses, en la provincia de Chiriquí, siguen enfrentando problemas con el suministro de agua potable.

CHIRIQUÍ. Los baruenses, en la provincia de Chiriquí, siguen enfrentando problemas con el suministro de agua potable.

En los últimos meses, los fuertes aguaceros típicos de la temporada han afectado las plantas potabilizadoras, lo que ha ocasionado que el vital líquido escasee en muchos hogares, sobre todo en las áreas bananeras, al igual que en populares sectores como El Palmar, La Esperanza, Puerto Armuelles, Río Mar, Bongo Civil, Bongo, Burica, y Progreso.

En reiteradas ocasiones, las autoridades locales han planteado el problema; sin embargo, la respuesta concreta aún llega.

Sostienen que las tomas de agua de las dos plantas potabilizadoras que han sido construidas en este distrito fueron mal ubicadas, ya que cada vez que los ríos Chiriquí Viejo y San Bartolo crecen, quedan obstaculizadas con lodo y otros materiales que arrasan estos afluentes.

Franklin Valdés, alcalde de Barú, propone que las tomas de agua sean reubicadas para acabar —de una vez por todas— con esta situación que afecta esta zona de la provincia de Chiriquí que cuenta con cerca de 63 mil habitantes.

‘El problema no es nuevo. Eso viene desde la instalación de la planta, ya que no se tomaron las precauciones para que no tuviéramos ese problema hoy’, advirtió.

Cabe resaltar que la planta potabilizadora de Paso Canoas se construyó durante la administración del presidente Guillermo Endara, por un monto de 12 millones de dólares, con la cual se buscaba abastecer de forma permanente toda el área de las bananeras; así como las zonas rurales.

La planta de San Bartolo, por su parte, debería suministrar el líquido al resto de la población que cuenta con el servicio.

Ambas estructuras presentan limitaciones similares, ya que durante la estación seca el agua no llega a las tomas y las plantas deben dejar de funcionar.