Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Panamá en medio de ‘pinchazos’

PANAMÁ. Un desacierto que podría generar consecuencias irreversibles para Panamá. Ese parece ser el calificativo general ante la decisió...

PANAMÁ. Un desacierto que podría generar consecuencias irreversibles para Panamá. Ese parece ser el calificativo general ante la decisión del gobierno de dar asilo político a la ex directora del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS), María del Pilar Hurtado, quien enfrenta cargos por delitos comunes relacionados con escuchas telefónicas.

El caso de Ana Matilde Gómez, que causó revuelo en Panamá tras haber sido condenada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), precisamente por los llamados ‘pinchazos telefónicos’, sale nuevamente a la palestra pública y ahora la colocan como ejemplo.

Edwin Cabrera, analista político, calificó la decisión del Gobierno como un contrasentido. ‘Si en Panamá las escuchas se califican como delito grave, por qué ahora recibir a una colombiana en bandeja de plata’.

A Cabrera le llama mucho la atención la determinación del Gobierno. ‘Por qué se le ha dado asilo a una persona por estar pinchando teléfonos que supuestamente fue la misma razón por la que sacaron a la ex procuradora Ana Matilde Gómez’, expresó.

GOBIERNO COMETIÓ UN ERROR

Para el también analista político Miguel Antonio Bernal, tanto la Cancillería como el Gobierno panameño cometieron un gravísimo error. ‘La figura de asilo no cabe porque Hurtado está siendo procesada penalmente y no por la comisión de delitos políticos, que es la instancia por la cual un asilo se debe procesar, dice Bernal. ‘Panamá no tiene que ser refugio de delincuentes internacionales’, acota.

RECHAZO AQUÍ Y ALLÁ

La Cancillería panameña señaló en un comunicado que consideró favorablemente la petición de María del Pilar Hurtado.

Tras analizar ‘cuidadosamente la solicitud (...) y las circunstancias de razonable temor por su seguridad personal que la han llevado a abandonar su país’, plasmó el escrito.