Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

Mineros cuentan la historia

PANAMÁ. Los 33 mineros y sus familias venían de Orlando, Florida. Durante el cambio de vuelo en la terminal internacional de Tocumen, co...

PANAMÁ. Los 33 mineros y sus familias venían de Orlando, Florida. Durante el cambio de vuelo en la terminal internacional de Tocumen, conversaron ayer sobre los días que estuvieron atrapados en la tierra y de cómo han cambiado sus vidas después del rescate.

Quienes no los reconocían, podían identificarlos por las grandes fotografías que les regalaron en Orlando y que portaban en lo alto. La mayoría de estos retratos fueron tomados cuando ellos regresaban a sus residencias. Esposas e hijos, más felices que los protagonistas.

El accidente que los mantuvo dentro de la mina —por 70 días al último rescatado— lo miran desde diferentes puntos de vista. Para algunos se trató de falta de seguridad y están listos para volver al empleo en otra empresa que les brinde más seguridad. Otros, por el contrario, han decidido dejar este trabajo y buscarse otros medios de vida.

LAS HISTORIAS

Luis Urzúa, el último rescatado, recuerda que hacía solo tres meses que trabajaba en esa mina. Suma tres décadas de minero. Para reunir su experiencia y la de sus 32 compañeros escribirán un libro. Su mensaje a los panameños es que crean en Dios y en la familia.

Urzúa cuenta que después de la tragedia vive una nueva vida. ‘Hasta el momento estamos bajo la tutela del Servicio Nacional de Salud del país, pero vamos incorporándonos poco a poco a la vida, tenemos que salir adelante’.

Mario Gómez, el minero número 9, estaba feliz por el viaje, aunque no era la primera vez que pisaba Estados Unidos. Su relato comenzó con un mensaje a los trabajadores mineros: exijan la seguridad, porque una pequeña inversión en seguridad no vale lo que cuestan las vidas, para que no vuelva a suceder lo que pasó en Chile’.

Gómez comenzó a los 14 años en la minería, actualmente tiene 64 y está a la espera de la jubilación. ‘Es una experiencia que no se la deseo a nadie’. Pasará mucho tiempo para que regrese a una mina, mientras trabajará en la construcción. ‘Por un lado es bonito que seamos conocidos, pero por el otro esto genera mucho problema’.

Jonny Barrios, por su parte, señala que fue una experiencia que no olvidará nunca. ‘Hay que sacar una enseñanza de lo que pasamos nosotros. Mi regreso a la minería depende de las negociaciones de los abogados. Si no nos dan nada regreso al trabajo minero’.