Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

Entidades en apuros por la contaminación sin control

PANAMÁ. El riesgo de que el desastre ecológico provocado por el derrame de combustible que proviene de la embarcación ‘Agamenón’ sea muc...

PANAMÁ. El riesgo de que el desastre ecológico provocado por el derrame de combustible que proviene de la embarcación ‘Agamenón’ sea mucho peor de lo que ya es ha obligado a las autoridades a unirse para hacer una nueva inspección en el área marina y costera de bahía Limón, cercana al antiguo Fuerte de Sherman, en Colón.

Ayer, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Fiscalía Antidrogas y Servicio Nacional Aeronaval (SENAM) recorrieron durante cuatro horas la zona de desastre en busca de una solución para frenar el derrame, explicó Abraham Martínez, de contaminación de la AMP.

El funcionario de la AMP aseguró que están evaluando ‘cómo controlar la situación y cómo voltear el barco’. Para hoy se espera poder hacer un acordamiento alrededor de la nave; es decir, colocar una barrera flotante para impedir que el combustible se siga expandiendo.

Pero en una semana se espera frenar el derrame y en dos levantar la embarcación. ‘Se están tomando las medidas necesarias para levantar la embarcación’, sin contratiempos, dijo Martínez.

La nueva inspección reveló que hay dos tipos de contaminación en el área afectada: una por búnker y la otra por aceite lubricante. Durante el recorrido de ayer, también se evaluó la condición de otras cuatro naves ancladas en las costas de Sherman que podrían representar riesgos para el ambiente marino costero, puntualizó Martínez.

NO HAY DENUNCIA

Pese a que el derrame de combustible debe haber afectado severamente la flora y la fauna de la bahía Limón, aún no existen denuncias ante la Fiscalía de Delitos Ambientales por este desastre ecológico.

Un funcionario de MP que pidió reserva de su identidad reveló a La Estrella que en esta institución ‘no hay ninguna investigación sobre este derrame de combustible’. Martínez dio como excusa que el informe que se necesita para hacer la denuncia aún no está terminado. A la ANAM no fue posible localizarle para conocer su versión al respecto. La pregunta del millón es ¿quedará este delito ecológico sin castigo?