23 de Feb de 2020

Nacional

Aumenta la presencia de colombianos en Panamá

PANAMÁ. El ingreso permanente de colombianos a Panamá para fines particulares a costa de los nacionales es motivo de discusión por ambas...

PANAMÁ. El ingreso permanente de colombianos a Panamá para fines particulares a costa de los nacionales es motivo de discusión por ambas partes.

Tras la publicación de La Estrella: ‘Intereses colombianos en la apertura del Tapón’, hay quienes reconocen que el vecino país ‘mantiene intereses expansionistas’. ‘No van a descansar hasta recuperar lo que perdieron’ y ‘con la apertura del Tapón sería incontrolable el ingreso de suramericanos al país’ son algunos comentarios de los lectores.

Frente a esto, la Asociación de Colombianos residentes en Panamá se defendió y destaca que se trata de un país ‘maravilloso’ con muchas oportunidades de hacer negocio y, sobre todo, porque es uno de los más seguros en la región.

‘Guillermo’, a quien llamaremos así para proteger su identidad, contó que hace 12 años cruzó la frontera contratado por una empresa de su país natal. Con él trajo a sus tres hijos, hoy día todos profesionales. ‘Panamá es un espectáculo para vivir... pese a que en Colombia ha mejorado el problema de la inseguridad, todavía abunda el conflicto interno’, dijo.

El periodista colombiano Jorge Iván Mora, colaborador del diario El Tiempo de Bogotá, lleva años analizando el tema de la inmigración colombiana a países centroamericanos y del norte y concluye que el conflicto político interno de su país y el atractivo económico que representa Panamá en la región son las principales razones para que sus coterráneos crucen la frontera.

Se estima que unos 5 millones de colombianos residen en distintos países de América y Europa, mientras que la nación está compuesta por una población de 40 millones de habitantes.

El ex ministro panameño de Relaciones Exteriores Jorge Eduardo Ritter es un convencido de que el gobierno colombiano debe considerar el tema de la apertura del Tapón del Darién como fuera de discusión. Esto, ante el temor de quienes consideran que la apertura traerá consigo más violencia, el paso expedito de ilegales y el tráfico de droga y armas hacia Centro y Norteamérica.

Ritter coincide con el periodista suramericano en que Panamá es un atractivo económico para los inversionistas que ha motivado a empresarios colombianos a realizar inversiones en el mercado local. ‘Las empresas deben saber eso, no es un tema de discusión. Además, existen suficientes vuelos aéreos y acuáticos para mantener los nexos comerciales’.

El periodista Guido Rodríguez, quien realizó estudios universitarios en Colombia, tiene su opinión sobre la inmigración colombiana. ‘Panamá se ha convertido en un imán para las inversiones, no sólo colombianas, sino de todo el continente’, y agrega que ‘el país le da una serie de facilidades a las transnacionales para la inversión’. Sostuvo el comunicador que la ampliación del Canal de Panamá y la construcción de otros proyectos estatales hacen del país un atractivo para quienes buscan mejores condiciones.

En Migración informan que sólo en lo que va del año se ha reportado el ingreso de 28 mil 72 colombianos, de los cuales 257 fueron legalizados y 96 fueron deportados. La mayoría de ellos —27 mil 606— lo hicieron por el aeropuerto de Tocumen. La entidad estima que la cifra de colombianos residentes en Panamá supera las 100 mil personas.

Se quiso obtener una versión de la embajadora de Colombia en Panamá, Gina Benedetti, pero no fue posible. Benedetti ha expresado el interés que se tiene en la interconexión entre ambas naciones.