Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Precio del petróleo agudiza la crisis

PANAMÁ. Más de 5 mil usuarios del transporte público en Veracruz vivieron de cerca los efectos del conflicto de Medio Oriente por el inc...

PANAMÁ. Más de 5 mil usuarios del transporte público en Veracruz vivieron de cerca los efectos del conflicto de Medio Oriente por el incremento del combustible a nivel internacional.

Ayer, los residentes de este sector amanecieron sin el servicio y no pudieron desplazarse a sus puestos de trabajo en la capital. Los transportistas, agobiados por el alto costo del combustible sin que el Estado lo subsidie, decidieron suspender el servicio.

Gertrudis Fuentes, presidente de la ruta Transporte de Veracruz S. A., dijo que muchos de los propietarios optaron por no ofrecer el servicio porque no ven resultados en sus viajes por el alto costo de la gasolina. ‘Otros decidimos salir a trabajar en acuerdo con los usuarios que nos permitieron aumentar el pasaje’, sostuvo. Fuentes detalló que incrementar el pasaje era la única alternativa para costear el precio diésel.

En tanto, Esperanza Mena, de la Fundación para la Protección de los Usuarios, lamentó que en medio de la situación sea el usuario el afectado. ‘Ayer mucha gente no pudo viajar, otros tuvieron que hacerlo pagando el doble de lo que normalmente está acostumbrado a pagar’. Mena confía en que el gobierno concrete cuanto antes al apoyo a los transportistas para garantizar que el costo del pasaje siga asequible al usuario.

Ayer, el panorama en Veracruz reflejaba apenas el comienzo de una crisis advertida por las Empresas Transportistas del Oeste, que amenazaron con un paro general si el Estado no asume el compromiso cuanto antes de subsidiar el combustible.

El director del la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), Jorge Ricardo Fábrega, informó que el presidente de la República, Ricardo Martinelli, lo autorizó para solicitar un crédito extraordinario para hacerle frente a la situación en los próximos días.

‘Le hemos pedido el tiempo suficiente a los transportistas para completar el proceso interno de la solicitud del crédito’, ‘es necesario que sepan que los vamos a apoyar pero requerimos de tiempo’, mencionó Fábrega.

El funcionario reiteró que mientras no se haya encontrado una solución al problema, los transportistas no pueden hacer ajustes a las tarifas sin la autorización de la entidad. ‘Nuestro deber es velar porque el precio del pasaje sea el menos posible para los usuarios’, dijo.

La Cámara Nacional de Transporte acordó temporalmente con la ATTT entregarle bonos a los transportistas del oeste para evitar un alza en el pasaje mientras llega el nuevo subsidio.