28 de Oct de 2021

Nacional

El superhombre del Ministerio de Salud

PANAMÁ. Si el ministro Franklin Vergara se ausenta por viaje o por enfermedad, no tendrá ningún problema para buscar en quién delegar fu...

PANAMÁ. Si el ministro Franklin Vergara se ausenta por viaje o por enfermedad, no tendrá ningún problema para buscar en quién delegar funciones, él mismo se encargó de crear un puesto en el Ministerio de Salud con poderes que incluso podrían superar los suyos.

Se trata de la Dirección de Administración de Proyectos Especiales, creada hace apenas 21 días y que estará ubicada a nivel técnico de la Estructura Orgánica de este Ministerio, en cuyas responsabilidades no debe tener obligaciones que se encuentren contempladas en otros departamentos de esta entidad.

Pero lo más curioso de todo es que el que esté a cargo de esta nueva dependencia del MINSA tendrá tantas funciones como las que desempeña la máxima autoridad de la cartera de salud.

NACE LA ‘SUPEROFICINA’

La historia de la ‘superoficina’ comienza a mediados del mes pasado. Específicamente el 14 de abril el Ministerio de Salud (MINSA), mediante la resolución 429 crea la Dirección de Ad ministración de Proyectos Especiales, que se encargará de ‘modificar la estructura programática de este Ministerio, para lograr una mejor distribución de los recursos presupuestarios y su óptima utilización’.

De acuerdo con el Considerando de esta resolución, el MINSA justifica la implementación de esta iniciativa porque es ‘necesaria y oportuna’.

Esta novedosa Dirección —adscrita al Despacho Superior— contará con diversas unidades administrativas y según el documento, quien se encargue de este departamento tendrá que cumplir un total de 28 funciones.

Supervisar la ejecución, desarrollo y planificación de los proyectos especiales que se impulsen, coordinar con las entidades estatales la ejecución y seguimiento de los proyectos gubernamentales, solicitar requisiciones y pedidos especiales al Departamento de Compras asignado por el Despacho del Ministro, participar y confeccionar informes de Comisión Evaluadora, son algunas de las complejas responsabilidades que deberá cumplir a cabalidad quien esté al frente de esta dirección.

EL GRAN MISTERIO

Por ahora, el nombre del f uncionario que desempeñará tan importante cargo no ha sido revelado.

Lo cierto es que en el nuevo director recaen tantas responsabilidades como las que tiene que desempeñar el propio ministro.

En la búsqueda de una respuesta, en horas de la tarde de ayer La Estrella contactó, vía telefónica, al Departamento de Relaciones Públicas del Ministerio de Salud para conocer el nombre del encargado de este novedoso y complejo departamento, pero no brindaron ninguna información.

Sin embargo, fuentes a lo interno de la entidad aseguran que al mando de la Dirección de Administración de Proyectos Especiales estará Napoléon de Bernard, actual director de Proyectos del MINSA.

INICIATIVA GENERA SUSPICACIAS

El contenido de esta iniciativa impulsada por el MINSA es mirada con mucho escepticismo por los gremios médicos e integrantes de la sociedad civil.

‘A nuestra organización le preocupa la manera inusual con la que el MINSA lleva a cabo decisiones en materia administrativa, que involucra adquisiciones millonarias’, precisó Angélica Maytín, presidenta Ejecutiva de Transparencia Internacional.

La activista social agregó que estos cambios constantes en las reglas de juego generan suspicacias entre la opinión pública y, por ende, una institución como el MINSA debería evitar prácticas de este tipo.

Julio Osorio, de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), considera que con esta nueva dirección lo único que está buscando el MINSA es duplicar burocracias.

A su criterio, esta nueva dependencia tiene como único fin asignar una serie de proyectos especiales, sin tener que pasar por los controles habitualmente establecidos en la ley.