25 de Feb de 2020

Nacional

Filtraciones amenazan histórica estructura

COCLÉ. La Catedral San Juan Bautista de Penonomé necesita con urgencia cambio del techo, porque presenta una gran cantidad de huecos, ha...

COCLÉ. La Catedral San Juan Bautista de Penonomé necesita con urgencia cambio del techo, porque presenta una gran cantidad de huecos, hay lugares que están hundidos y el agua provoca filtraciones en las paredes y va a dar al piso del templo, formando charcos de agua.

Con todo este problema por delante, la Catedral se prepara para las fiestas patronales en honor a la Inmaculada Concepción, que se celebran del 6 al 15 de diciembre, señala la maestra Viodelda de Suárez, quien en compañía de pocas personas, todo el año se dedica al mantenimiento de la estructura, por lo que pide la colaboración de los Marianos devotos para que colaboren con la reparación del techo de la Iglesia.

La maestra Suárez dice que debe recoger los fondos para el cambio del techo porque ya unos ingenieros están trabajando en la evaluación de los daños y la elaboración del presupuesto que se necesita para ejecutar la obra.

Los expertos han informado que el calibre del zinc que tiene la catedral no es el apropiado para sostener las tejas y por ello se hunde; las tejas se escurren porque no están atornilladas.

Además, ya no se puede pintar el área donde están los vitrales, cerca al techo, porque éste no soporta peso y está a punto de caerse. Los ingenieros le han dicho que no se suban a pintar y que solo retoquen, pero sin pisar techo.

Por otro lado, las bancas fueron restauradas el año pasado, pero los fieles no las han cuidado. Algunas presentan daños en la madera y los reclinatorios.