21 de Feb de 2020

Nacional

Mejora servicio del relleno a cielo abierto

PANAMÁ OESTE. Una notable transformación refleja el antiguo vertedero a cielo abierto ubicado en Playa Chiquita en La Chorrera, donde ah...

PANAMÁ OESTE. Una notable transformación refleja el antiguo vertedero a cielo abierto ubicado en Playa Chiquita en La Chorrera, donde ahora existe un vertedero controlado, con miras a un relleno sanitario denominado ‘El Diamante’, según anunció la empresa EMAS Panamá en un recorrido con la prensa local.

A través de la visita al área se pudo comprobar los cambios significativos que ha tenido en los últimos años este vertedero, que empiezan con las condiciones del camino, un espacio mucho más reducido de desechos, menos malos olores y menos presencia de aves de rapiña, que antes deambulaban por todas partes.

Janeth Arenas, gerente ejecutiva de EMAS Panamá, informó que con el aval del Municipio de La Chorrera están recibiendo en la actualidad basura de Arraiján, Capira, Chame y San Carlos, los cuales suman unas 240 toneladas diarias, antes recibían de Penonomé, por lo que se adelantan conversaciones para que puedan volver a depositar sus residuos en este vertedero que, según los cálculos, todavía tiene unos 4 años de vida útil.

El pago por tonelada de basura que se cobra en este vertedero es de 15 dólares con 36 centavos, que representa un promedio de 45 mil dólares mensuales, lo cual ha permitido que el Municipio le concediera 4 años más de prórroga para el uso de este vertedero, recibiendo a cambio el 5% de sus entradas.

Precisamente, por eso la empresa adelanta los preparativos para la construcción de un nuevo relleno sanitario, que estaría ubicado en Playa Chiquita, a pocos kilómetros de donde está el actual vertedero.

La empresa informó de la existencia de nuevos inversionistas que han entrado a EMAS Panamá, que provienen de una empresa estadounidense, orientada a la parte ambiental del proyecto, que además contribuirá a las mejoras que quiere hacer la empresa recolectora de desechos en La Chorrera.

Se anunció que para el mes de diciembre se hará un rediseño de ruta, con apoyo de una persona que viene de Colombia, tomando en cuenta el crecimiento que experimenta este distrito, que podría estar lista para el próximo año.

Según Arenas, la deuda que los usuarios de La Chorrera mantienen con EMAS Panamá, que asciende a 2 millones 500 mil dólares, no ha mejorado, aunque se ha logrado bajar la cartera de gobierno.

La base de datos que maneja la empresa ya ha sido actualizada casi en un 95%, aunque siguen dándose algunos casos.

Aunque en el vertedero las cosas parecen ir bien encaminadas en comparación a lo que existía anteriormente, esta situación no es la que se refleja en cuanto a la recolección de la basura, en donde, según Arenas, siguen los problemas porque los clientes no pagan por el servicio que reciben aunque no sea eficiente al 100%.

La empresa trabaja con 6 carros compactadores, en espera de otro más con lo cual tratan de mejorar el servicio que brindan.