Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Nacional

El señuelo que generó divisiones

PANAMÁ.. La descoordinación en el operativo de traslado del exgeneral Manuel Antonio Noriega al penal El Renacer dejó ayer las profundas...

PANAMÁ.. La descoordinación en el operativo de traslado del exgeneral Manuel Antonio Noriega al penal El Renacer dejó ayer las profundas grietas y la lucha de poder alrededor del ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, y el director de la Policía, Gustavo Pérez.

El ministro Mulino se desvinculó ayer del criticado plan de transporte al militar. Según dijo, la Policía Nacional (PN) fue la responsable de llevarlo desde la zona de carga del aeropuerto de Tocumen hasta la cárcel.

El traslado de Noriega, finalmente, había quedado en manos de uno de sus ‘discípulos’. Se trata del director de la PN, Gustavo Pérez, quien durante la dictadura militar hizo un homenaje a su entonces jefe con la ‘proclama de los tenientes de Río Hato 88, futuros comandantes del año 2010’.

La Policía decidió, sin que los demás ministerios supieran, que habrían dos caravanas que llevarían al general; en una de ellas viajó un señuelo para confundir a los medios presentes.

Aunque se intentó conocer la versión oficial de la PN, sus portavoces anunciaron que no se emitirá algún tipo de comentario.

La medida causó molestias entre los periodistas que llevaban más de diez horas apostados, a la espera de Noriega. Los comunicadores (y más los corresponsales extranjeros) denunciaron un manejo mediático de las autoridades. Y ayer, las críticas no cesaron. Mientras funcionarios de gobierno admitieron la falta de comunicación en el proceso, la exmandataria Mireya Moscoso confesó sentirse ‘avergonzada’ y calificó como un ‘show de parte del gobierno’ lo que ocurrió con la extradición.

El presidente Ricardo Martinelli, por su lado, se unió a las críticas, pero se lanzó contra los medios.

En su cuenta de Twitter rebatió que ‘lo más sensato’ que había escuchado sobre el retorno de Noriega a Panamá fue ‘que él vino a enfrentar a la justicia y no a los medios de comunicación’.

El mandatario emuló así el comentario que le hizo una cibernauta a Thays Noriega, hija del exgeneral, en su cuenta. Luego, desde Veraguas anunció que su responsabilidad en todo el proceso ya había culminado. ‘Lo que a mí respecta está en el sistema judicial panameño y yo no puedo hacer más nada al respecto’, sostuvo, en referencia a las posibilidades de un depósito domiciliario para el militar.