Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Nacional

Cubanos ilegales, el nuevo dolor de cabeza del SNM

PANAMÁ. La increíble historia de Ángel Espinosa Mateo, un meteorólogo cubano que hoy lleva tres semanas en los Estados Unidos, más que c...

PANAMÁ. La increíble historia de Ángel Espinosa Mateo, un meteorólogo cubano que hoy lleva tres semanas en los Estados Unidos, más que conmover a sus coterráneos de la Florida, tras acogerse a la política de ‘‘Pies secos, pies mojados’’ que implementó Estados Unidos desde 1995, exclusivamente para esta nacionalidad, tiene como epicentro a nuestro país y aquí son pocos los que lo saben.

Quién podría pensar que Espinosa es uno de los tantos cubanos ilegales que entran a Panamá por nuestra frontera con Colombia y que atraviesan las entrañas de la selva de Darién, expuestos a morir por la mordedura de una víbora o devorado por un animal carnívoro.

En Panamá, Mateo corrió con suerte y su objetivo de llegar a Estados Unidos para encontrarse con su esposa estaba cerca, pero no fue así, una mala movida casi le cuesta la deportación. Su paso por Guatemala fue una odisea y no le quedó otra que entregarse a las autoridades de la prisión migratoria Tapachula, el primer pueblo entre la frontera de México y Guatemala. De allí, el trámite para ser repatriado fue crítico, pero después de exponer su caso a Derechos Humanos por fin logró pisar suelo estadounidense. Su temor, como el de la mayoría de sus paisanos, según cuenta en una entrevista, era ser deportado. Antes que eso, prefería la muerte.

ALBERGUE ABARROTADO

Desde el año pasado, cuando el Servicio Nacional de Migración (SNM) reportó la cantidad de cubanos que entran ilegales desde Ecuador a Panamá, el problema se le salió de las manos a las autoridades competentes. El albergue que recibe a los indocumentados, ubicado en Albrook, sigue repleto de ellos, provocado un hacinamiento en un sito que está habilitado para 70 personas.

En los dos últimos meses, las detenciones van en aumento: casi 30 por semana. El director del SNM, Javier Carrillo, dijo que ya no caben más personas en el lugar, donde actualmente mantienen detenidos a 60 cubanos y gente de otras nacionalidades. ‘Le estamos dando un período de 30 días para que arreglen su estatus y luego sigan su rumbo’, señaló.

Carrillo explicó que muchas de estas personas no regresan dentro del lapso de 30 días, por lo que suponen que se han marchado a Miami, destino donde la mayoría de los cubanos van a parar.

ESPECIAL PARA LOS CUBANOS

¿Qué garantiza que los cubanos salen de Panamá? Ante esta ola ascendentes, el Servicio de Migración creó desde esta semana un nueva visa de ‘‘turista en tránsito’’ para los cubanos que viajen por Panamá hacia otro país, con duración de 24 horas.

Según Carrillo, la nueva regulación, creó la subcategoría de ‘‘Visa de Turista en Tránsito dentro de la categoría migratoria de No Residente’’, para los extranjeros de nacionalidad cubana que viajen en tránsito por Panamá hacia otro destino o de retorno a su país.

El funcionario explicó que la disposición migratoria aprobada esta semana sólo autoriza al migrante (cubano) a permanecer en la zona de tránsito internacional del Aeropuerto de Tocumen, para que pueda continuar su viaje.

Los cubanos no residentes en Panamá podrán pedir la visa personalmente en los consulados panameños del país donde se encuentren con un plazo mínimo de diez días antes a la fecha del viaje.

Según estadísticas oficiales, desde el año pasado el SNM ha remitido un total de 413 cubanos al albergue de Albrook.