Temas Especiales

27 de May de 2020

Nacional

Belisario Porras, el más violento de todos

PANAMÁ. El último ‘corte’ se hizo hace poco más de una semana (específicamente el domingo 24 de junio) y refleja datos muy interesantes.

PANAMÁ. El último ‘corte’ se hizo hace poco más de una semana (específicamente el domingo 24 de junio) y refleja datos muy interesantes.

El más sobresaliente: el corregimiento de Belisario Porras, en San Miguelito, es hoy el más violento en todo el territorio nacional, con 29 casos de homicidios en lo que va del 2012, con una tasa de 52.8 por cada cien mil habitantes. Le siguen en orden descendente: Juan Díaz (21), Pacora (16), Calidonia y Alcalde Díaz (14); Belisario Frías, la 24 de Diciembre y Tocumen, con 12 casos.Las estadísticas del Sistema Integral de Estadísticas Criminales (SIEC) reflejan que la tasa de homicidios en el país se ubica en 9.5 por cada 100 mil habitantes, y el promedio diario acumulado de homicidios es 2.0 por día.

En total, 355 crímenes sin contar la última semana de junio. En ese mismo período, en el 2011, la cifra de homicidios era de 364.

Los distritos de Panamá, San Miguelito, Arraiján, Colón, David y La Chorrera concentran el 84.5% de estos asesinatos. San Miguelito tiene la tasa más alta con 18.8 por cada cien mil habitantes.

Las provincias de Panamá y Colón han aportado, hasta ahora, el 86.8% de los crímenes cometidos.

Los jóvenes entre 18 a 29 años de edad ‘puntean’ con 46.5% esta lista. Le siguen con 24.8, los varones entre 30 y 44; de 18 años de edad con 11.3%; los de 45 a 59, con 8.7% y más de 60 años con 2.0%.

El 98% de las víctimas son del sexo masculino y el 2% restante a las féminas.

El 48% de estos homicidios no están asociados al crimen organizado y responden a la violencia doméstica alimentada por la intolerancia, el abuso del alcohol y de las drogas; así como a las rencillas entre familiares y vecinos.

El 20% si responde al crimen organizado, lo que representa una leve alza respecto a los resultados del reporte de mayo pasado, que reflejaba un 17%.

Homicidios por robo se ubican en 12%, violencia doméstica y pasional y a acciones policiales, 5%; y ‘otros’, un 10%.

La mayor prevalencia de homicidios ocurre entre las 6 de la tarde y la media noche (un 45%). De una a seis de la mañana ocurre el 19%, mientras que de 6 de la mañana a 12 mediodía, 13%.

Del mediodía a 6 de la tarde, 11%, y los homicidios donde no se precisan datos alcanzan un significativo 12%.

Las armas de fuego lideran, con 280 casos, estos delitos; 60 casos con arma blanca, siete sin datos y cinco con objeto contundente.

Los domingos siguen siendo los días violentos y el mes de enero, con 74 homicidios, el más sangriento en lo que transcurre del 2012; 18 más que los registrados en enero de 2011.

Ante este escenario, el criminólogo y catedrático universitario Fernando Murray opina que hay un problema ‘muy grande’ en las acciones de prevención que deben estar realizando las autoridades competentes, ya que, según dijo, esto demuestra que los esfuerzos no están enfocados en la dirección correcta.

‘Cuando el delito convencional o consuetudinario impacta más que el delito no convencional (crimen organizado) estamos frente a un problema real’, advierte el especialista.

Para Murray las acciones que deben estar ejecutando en la sociedad entidades como el Ministerio de Desarrollo Social, Salud, Educación y el Instituto Panameño de Deportes no tienen el impacto que la condición socioeconómica del país demanda.

Cree que la orientación de las acciones de seguridad pública, enfocadas al ‘delito macro’ (vigilancia de fronteras, compra de lanchas, helicópteros y radares) están desatendiendo lo que ocurre comúnmente en las calles del país.

Respecto a los altos niveles de violencia en el corregimiento Belisario Porras, recomienda atender la realidad social de un área de San Miguelito, que pudiera estar influenciada mayormente con la presencia de bares, parrilladas y cantinas, en detrimento de actividades más sanas.