Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

El labrado evangélico en tierra panameña

En mayo de 1980 el Proyecto Centroamericano de Estudios Socio-religiosos (Procades) y el Instituto de Evangelización a Fondo (Indef), c...

En mayo de 1980 el Proyecto Centroamericano de Estudios Socio-religiosos (Procades) y el Instituto de Evangelización a Fondo (Indef), con sede en San José, Costa Rica, publicó un directorio de iglesias, organizaciones y ministerios del movimiento protestante en Panamá, cuya elaboración abarcó unos tres años. El estudio pretendía llenar la falta de conocimiento sobre la obra total de las denominaciones e iglesias independientes en el país y su distribución en toda la geografía. ¿Quiénes eran y qué hacían? ¿Dónde trabajaban? En esa época se hizo la misma contabilidad en las otras naciones centroamericanas. Se incluyeron los siguientes tipos de iglesias: litúrgicas (Anglicana y Luterana), evangélicas no pentecostales, pentecostales y adventistas. Los cálculos, basados en entrevistas e informes dados por los líderes protestantes al mando de grupos establecidos o en formación, indicaron que en Panamá eran 80 mil 912 evangélicos repartidos en un total de 1,034 congregaciones, es decir, el 4% de los casi 2 millones de panameños era protestante. El estudio estimó que el distrito capital tenía casi 500 mil habitantes en los 13 corregimientos de ese entonces; San Miguelito casi 170 mil personas en 5 corregimientos. En la capital habían 109 grupos evangélicos y 23 en San Miguelito. Con la publicación del directorio se logró un mejor conocimiento del movimiento protestante en Panamá, pero se concluyó con una preocupación a futuro: Cómo podían ayudarse mútuamente para lograr la evangelización completa de la población, familia por familia. Actualmente no se conoce otro estudio similar detallado. Solo la reciente encuesta de Cid Gallup que indica que los evangélicos serían más de 600 mil miembros, 17% de los 3.6 millones de panameños. Sin embargo, hay líderes que reclaman ser hoy día más de 700 mil evangélicos en todo el istmo panameño.