Temas Especiales

05 de Feb de 2023

Nacional

La eterna espera por unas casetas

ARRAIJÁN. Hace tres años, cuando el alcalde Manolith Samaniego llegó a la comuna de este distrito vio que no había casetas en la ampliac...

ARRAIJÁN. Hace tres años, cuando el alcalde Manolith Samaniego llegó a la comuna de este distrito vio que no había casetas en la ampliación de la vía Interamericana.

36 meses después, estos moradores siguen esperando estas estructuras.

Tres meses atrás, se informó que la empresa que había ganado la licitación arrancaría la construcción.

La semana pasada Samaniego y un grupo de pobladores de los corregimientos de Veracruz, Juan Demóstenes Arosemena y Vista Alegre se presentaron en las oficinas de la empresa que ganó el acto público para reclamarle el atraso.

Según el alcalde, la compañía se comprometió a realizar una última inspección y van a buscar la manera de iniciar en el menor tiempo la construcción de las paradas.

Samaniego reconoce que este es un problema bien grave en el distrito. ‘Estamos pendientes de esta situación porque si ellos se ganaron esa contratación deben cumplir’.

Ahora, dice Samaniego que la contratista argumenta que el equipo necesario para la construcción de las llamadas ‘paradas neón’ no lo tienen completo y esto les ha causado el atraso.

LAS ESTRUCTURAS, LA GANANCIA

El contrato contempla 75 casetas. Se construirán primero las que van en la vía Interamericana y después las que estarán en los corregimientos.

La empresa colocará publicidad durante los 20 años de la concesión, pagará una suma mensual y le dará mantenimiento a las estructuras. Luego de ese plazo, las casetas serán propiedad del Municipio.

La Alcaldía de Arraiján recibirá un porcentaje de las ganancias, empieza con 6 mil dólares, luego 8 mil dólares y luego 12 mil dólares durante los seis primeros años.

¿PROPAGANDA POLÍTICA?

En corregimiento de Cerro Silvestre se han construido casetas, que según el alcalde se tumbarán cuando lleguen las modernas casetas de cristal de policarbono, que serán más frescas que las que no existen todavía.

Dayanara Cáceres, representante de Cerro Silvestre, levantó siete paradas que llevan su nombre y los colores de su partido, conociendo que existe un contrato con Inmobiliario Urbano para construir esta obra.

Cáceres dice que le puso su nombre porque es una obra hecha con la partida de funcionamiento de su Junta Comunal. ‘Es la partida de la Junta, no de ninguna partida del Estado’, cuenta la funcionaria defendiendo su pensamiento.