Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

Multan a gallego por frases racistas

PANAMÁ. La Corregiduría de Bella Vista, a cargo de Kevin Moncada Luna, sancionó esta semana con mil dólares al español José Gómez, dueño...

PANAMÁ. La Corregiduría de Bella Vista, a cargo de Kevin Moncada Luna, sancionó esta semana con mil dólares al español José Gómez, dueño del restaurante El Prado, por práctica racista.

Los hechos se remontan al pasado 8 de octubre, cuando Enrique Williams se apersonó al restaurante El Prado, de vía Argentina, a solicitar empleo y el dueño del local respondió con frases que fueron consideradas por la Corregiduría como racistas.

‘Nosotros no nombramos gente como tú aquí, lárgate’, fue la repuesta de Gómez, según contó Williams, después de solicitarle empleo.

Williams se sintió ofendido y consideró que fue un gesto racista en su contra por el color negro de su piel. Fue así que presentó la denuncia ante la corregiduría de Bella Vista.

En la denuncia, Williams narró que su intención era conseguir un empleo de salonero de medio tiempo en horario nocturno, en vista de que labora en el día en la torre del Global Bank.

‘Los gestos de esa persona [Gómez] fueron completamente racistas e intolerantes’, dijo Williams.

La Corregiduría acogió la denuncia el pasado 8 de noviembre y este lunes se realizó la audiencia. Mediante la sentencia número 156, el corregidor Moncada Luna impuso la multa de mil dólares, la más alta para estas sanciones, ‘por haber cometido acto discriminatorio’.

El corregidor Moncada Luna dijo que se trata de un delito que es muy poco denunciado en el país.

Moncada Luna ha sido corregidor en otros corregimientos y es la primera vez que recibía una denuncia por discriminación racial que es sancionada por la Ley 16 de abril de 2002, que regula el derecho de admisión en los establecimientos públicos y dicta medidas para evitar la discriminación.

La norma prohíbe cualquier acto que denote discriminación, exclusión, restricción o preferencia basada en el color, la raza, el sexo, la edad, la religión, la clase social, las ideas políticas o filosóficas.

Carlos Ameglio Moncada, abogado de Gómez, dijo que apelará la sanción. Mientras que Gómez cuenta la versión de lo que ocurrió.

Recordó que ese día Williams se acercó al local a solicitar empleo, pero en ningún momento fue tratado con gesto racista.

Dijo que solo respondió que no necesitaba trabajadores y él insistía que le diera un empleo. ‘Yo creo que si alguien desea un empleo presente su hoja de vida para que sea llamado’, insistió Gómez.

Williams, por su parte, narró en la demanda que primero solicitó trabajar de noche, a lo que el señor Gómez contestó que no, luego le preguntó si tenía para los fines de semana y fue en ese momento que Gómez le contestó con las frases discriminatorias.

Gómez dijo no entender la sanción porque no se considera un racista. Incluso, comentó que en el restaurante laboran personas de toda las razas.

La sanción de la corregiduría de Bella Vista es apelable ante la Alcaldía. Los representantes de Gómez hablan de presentar denuncias penales en contra de Williams y el corregidor por los daños y perjuicios que le pueden ocasionar.