Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Nacional

Panamá se convirtió en la sede para lavar dinero de España

PANAMÁ. El país se convirtió en la sede del entramado de sociedades pantalla que el extesorero del partido gobernante en España, Luis Bá...

PANAMÁ. El país se convirtió en la sede del entramado de sociedades pantalla que el extesorero del partido gobernante en España, Luis Bárcenas, utilizó para blanquear 22.1 millones de euros (29.3 millones de dólares) supuestamente procedentes de donaciones particulares al partido.

El último episodio del escándalo de corrupción que se conoce como el caso Gürtel vincula a Panamá con la estructura creada para lavar el dinero opaco a través de la fundación Sinequanon. Según informaron las autoridades suizas, la fundación panameña tenía abiertas cuatro cuentas en el Dresdner Bank de Ginebra a nombre de Luis Bárcenas.

La comisión rogatoria enviada por la Audiencia Nacional española a Panamá y a otros 17 países de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, incluye el nombre, la fecha y el lugar de constitución de cinco sociedades creadas por la red en Panamá entre abril de 2005 y diciembre de 2007.

COMPLEJO ENTRAMADO

Entre esos nombres, La Estrella ha podido conocer que la propietaria de la fundación es una empresa internacional, Impala Limited, que crea Sinequanon como un holding de las otras cinco sociedades a su cargo para blindar los fondos, ya que la legislación panameña en cuanto a fundaciones estipula que sus bienes no son embargables.

Sinequanon se disolvió el 19 de octubre de 2009, ocho meses después de que se destaparan los primeros indicios del caso Gürtel. Sin embargo, en el Registro Público consta otra sociedad, National Founders, fundadora de la primera, que todavía se encuentra operativa. Ambas cuentan con la firma de abogados Icaza, González-Ruiz & Alemán como agente residente para efectuar los trámites.

Según recoge el diario El Mundo, Dresdner Bank siempre sospechó de las actividades ilícitas del extesorero, por lo que elaboraba informes periódicos después de cada reunión y almacenaba documentación sobre el ‘perfil de inversión’ de su fundación panameña, Sinequanon. El documento, cumplimentado por el expolítico, recoge los activos de esta entidad que representan entre el 20% y el 50% de su patrimonio total, por lo que los $29 millones que esta fundación llegó a acumular sólo supondrían la mitad de su fortuna. Bárcenas informa de que sólo le interesan ‘las inversiones co n bajo riesgo’.

En Panamá existen cinco leyes y un acuerdo que penalizan el delito de blanqueo de capitales; sin embargo, a diferencia de las sociedades, las fundaciones no poseen accionistas y los beneficiarios de sus fondos permanecen en el anonimato, ya que se consideran ‘‘de interés privado’’, por lo que la pista del dinero se pierde en esta red.

Por el momento se desconoce el sistema que estas sociedades emplearon para sustentar el blanqueo del dinero, aunque el juez encargado del caso, Pablo Ruz, averiguó parte del destino final que se le dio a estos fondos.

Entre abril y junio de 2009, Bárcenas realizó ocho transferencias con las que retiró $6 millones de estas cuentas suizas y los envió a los bancos UBS y HSBC en Estados Unidos. ‘Y no solo ese dinero, sino otras cantidades que el extesorero pudo ocultar en otras cuentas en Suiza y paraísos fiscales desde 1988’, señalaron los investigadores.

Según han confirmado los medios internacionales, Bárcenas dio amplios poderes a su mentor, el anterior tesorero del partido, Ángel Sanchís, ‘para que realizara inversiones para diversificar patrimonios en Argentina y Brasil’ con los fondos depositados desde Panamá. En una conversación registrada por la policía en la estación de Chamonix en los Alpes suizos, Bárcenas dice que quiere liquidar su sociedad panameña que oculta sus operaciones en las cuentas suizas ‘para invertir en Argentina y Brasil’.

NUEVO ESCÁNDALO

El pasado 16 de enero, el diario El Mundo dio a conocer que Luis Bárcenas pagó durante años sobresueldos en negro a parte de la cúpula del Partido Popular, actualmente en el Gobierno de España. Durante varios años, el extesorero y exsenador hizo pagos mensuales de entre $6,500 y $20,000 procedentes de comisiones cobradas a constructoras y compañías de seguridad y de donaciones anónimas.

Desde que estallase el caso Gürtel a principios de 2009, Luis Bárcenas, aparecía en la contabilidad paralela de la trama dirigida por el principal acusado, Francisco Correa, como ‘Luis el cabrón’, pero hasta ahora ninguna investigación le había vinculado con Panamá.

Si bien no se descarta que se trate de una lucha interna del partido, la prensa española señala que Bárcenas ha venido amenazando a las más altas instancias del PP con identificar a los perceptores de los sobresueldos si no le ayudaban a sortear el vericueto judicial.

El escándalo ha salpicado severamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien aupó a Bárcenas como tesorero y le defendió durante un año tras el descubrimiento de su enlace con la trama Gürtel.

A ello se le suma que pese a que Bárcenas renunciara a sus cargos en 2010, ha seguido entrando y saliendo de la sede del partido. Incluso el partido pagó los gastos de sus abogados y mantuvo todos sus privilegios como coche, secretaria, teléfono, etc. Y por si fuera poco, en los últimos días se han levantado las sospechas de que Bárcenas pudo haber regularizado en el último año 13 de 29 millones de dólares a través de una ley de Amnistía Fiscal que aprobó el mandatario.