Temas Especiales

17 de May de 2022

Nacional

No fue una crisis; fue una situación difícil: Alvarado

Arturo Alvarado, director del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), aseguró hoy en el noticiero Estrella, que el apagón nacio...

Arturo Alvarado, director del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), aseguró hoy en el noticiero Estrella, que el apagón nacional registrado ayer, a causa de fallas en los equipos de la red de energía, debido a un fuego en un cañaveral en Coclé, no puede considerarse como una crisis, sino una situación difícil, pues pasa hasta en las más grandes ciudades.

“Fue una situación difícil que sufrió el país por lapso de tres horas y media, que dejó en evidencia la dependencia que tienen los panameños a la energía eléctrica y de los sistemas de comunicación (celulares, internet)”, aseguró Alvarado

Según el director de SINAPROC, durante las horas de ausencia del fluido eléctrico el gobierno supo implementar las medidas de contingencia, al desplegar inmediatamente unidades de bomberos y policías de tránsito, además de abrir los corredores (gratis) para agilizar el tráfico.

Lo que sí se debe investigar, según Alvarado, es si se está cumpliendo con la norma que dice que “cerca de los cables de alta tensión no se puede vivir ni sembrar”.

Debido al apagón los semáforos en la ciudad quedaron inhabilitados ocasionando tranques vehiculares. Los comercios cerraron sus puertas y los dueños de negocios enviaron al personal a casa temprano. Las plantas potabilizadoras dejaron de funcionar dejando a la población en distintas provincias, sin el vital líquido.

La Empresa de Transmisión Eléctrica S, A. (ETESA), realizará una inspección y posterior informe para deslindar responsabilidad sobre lo ocurrido que traspasó fronteras, pues en algunos titulares de otros países se podía leer: “Gran apagón paralizó Panamá y causó falta de agua”.

Las noticias en los cables internacionales como AFP decían: “Personas atrapadas en los ascensores, semáforos sin funcionar, oficinas, comercios y trabajos paralizados, gente incomunicada por la falla de teléfonos e internet: así vivió Panamá este lunes durante varias horas a causa de un apagón generalizado”.