Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Nacional

Rechazo a Ley 69 suma más apoyo

PANAMÁ. Hoy se cumplen catorce días de paro de los trabajadores de la salud pública y aún no se dibuja en el panorama algún acto o señal...

PANAMÁ. Hoy se cumplen catorce días de paro de los trabajadores de la salud pública y aún no se dibuja en el panorama algún acto o señal de un acercamiento que ponga fin a las acciones de protesta. Por el contrario, recrudece el rechazo a la Ley 69.

Mientras el gobierno sigue empecinado en la reglamentación de la norma que rechazan los médicos, el movimiento de los profesionales de la salud sigue sumando grupos de apoyo y ya convocaron para una nueva gran marcha blanca, mañana jueves.

Estudiantes de medicina, organizaciones sindicales y de docentes se adhirieron a las acciones de protesta que se realizan cada día.

Giovana Bonace, dirigente de los laboratoristas, reunidos ayer en asamblea, informó que decidieron sumarse al paro de los médicos a partir de las primeras horas de hoy.

La acción pudo haber sido empujada luego que ayer recibieron la visita de algunas personas que, según denunció la dirigente de los laboratoristas, les plantearon la posibilidad de externalizar los servicios que prestan.

Los médicos se mantienen firmes en su reclamo: ‘derogar la Ley 69 como requisito para sentarse a conversar... no están de acuerdo con una reglamentación’, así lo ha sentenciado Domingo Moreno, coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal).

A la fecha se han perdido casi 20 mil citas en los hospitales de la Caja de Seguro Social (CSS), los que administra el Ministerio de Salud, así como los principales centros de salud pública.

Los médicos insisten en responsabilizar a las autoridades del gobierno, pues a pesar de que están en capacidad de derogar la Ley 69 y sentarse a negociar, se niegan a hacerlo.

Moreno dice que no aceptarán la reglamentación de la Ley 69 porque saben que es una norma que el gobierno no está obligado a cumplir y en cualquier momento se pueden hacer otros cambios y los afectados serían los médicos.

A la vez, no se descarta que esta ley sea la puerta que lleve a la privatización de los servicios públicos y por eso la oposición a la norma.

Moreno citó como ejemplo la promoción que estaba haciendo la Autoridad de Turismo de Panamá en su página web, lo que evidencia la verdadera intención del gobierno y que sus autoridades se empeñan en negar.

NUEVO ACTOR

Mientras el gobierno y los gremios de la salud miden fuerzas, pacientes de distintos centros hospitalarios públicos llegan a los noscomios, pero regresan a sus residencias desesperados por no recibir la atención que buscan.

Pero una solicitud podría cambiar el rumbo de la historia en la crisis de la salud pública. Pacientes y políticos piden la intervención de la Iglesia católica como mediadora para ver si se puede poner fin al paro médico que hasta hoy ha dejado a más de 20 mil panameños sin la atención médica. Al menos dos mil citas médicas se pierden todos los días.

A través de un comunicado, las organizaciones de los pacientes le piden a las partes involucradas en el conflicto asistir a una mesa de diálogo con la intervención de representantes de la Iglesia católica como mediadores, de manera que dejen de afectar la calidad de vida de los pacientes.

Por su parte, Juan Carlos Navarro, candidato presidencial del Partido Revolucionario Democrático, hizo un llamado al máximo líder de la Iglesia católica panameña, monseñor José Domingo Ulloa, para que intervenga ante la falta de diálogo entre las partes.

Sin embargo, la solicitud no podría concretarse inmediatamente, pues el arzobispo, Ulloa se encuentra fuera del país.

En medio de los piqueteos de ayer, los cuales eran vigilados por unidades del Control de Multitudes, Domingo Moreno, principal líder de Comenenal, reaccionó a los distintos llamados al diálogo que se han hecho. Su posición fue la misma: ‘estamos dispuestos a negociar, pero primero hay que derogar la Ley 69’.