Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Nacional

Quejas contra Cilsa e Ideal en Tierras Altas

CHIRIQUÍ. Más de 7 años llevan los residentes de las comunidades de Caizán, Quebrada Blanca, Caña Blanca y Alto La Mina exigiendo a las ...

CHIRIQUÍ. Más de 7 años llevan los residentes de las comunidades de Caizán, Quebrada Blanca, Caña Blanca y Alto La Mina exigiendo a las empresas hidroeléctricas que se han instalado en ese sector de Renacimiento, en Chiriquí; que cumplan con los acuerdos establecidos cuando llegaron al lugar.

Yamileth Saldaña, vocera de las comunidades afectadas, señaló a La Estrella tras un cierre de 48 horas en Quebrada Blanca, Caizán, que esta acción ‘fue solo una advertencia’, afirmando que si no atienden piensan volver a cerrar.

Los reclamos de Saldaña son directos contra las empresas Cilsa e Ideal. Asegura que representa a más de tres mil habitantes de Tierras Altas.

La vocera dijo que cuando llegó la empresa CILSA prometieron ‘toda clase de beneficios para todos los que vivimos en estas comunidades, pero no ha sido así porque ahora nos tienen aislados de otros corregimientos’, aseguró.

La queja surge porque ambas empresas mantienen cercos que obligan a estos habitantes a caminar largas distancias, ‘no permiten el ingreso de los buses o transporte al lugar’, dijo la representante comunitaria.

‘Lo triste es que como moradores teníamos un camino que utilizábamos, un zarzo para cruzar un río hacia otras comunidades y la empresa lo eliminó para hacer un embalse a cambio de construir otra vía que ellos construyeron, pero ahora no nos dejan pasar.

Los estudiantes también resultan afectados por las medidas. Se ven obligados a caminar largas distancias porque las empresas Cilsa e Ideal les han prohibido utilizar las carreteras que construyeron.

La gobernadora de la provincia de Chiriquí, Rita Sittón de Fundora, se mostró muy interesada en atender la situación y pidió a las comunidades mantener la vía abierta y a las empresas CILSA e Ideal colaborar con los residentes para que haya un clima de paz entre ambos.

‘Espero que se respeten los acuerdos que una vez se iniciaron al llegar las empresas hidroeléctricas a la región para que cumplan’, precisó Fundora.

Hemos hecho una solicitud a la empresa hidroeléctrica para que se permita el uso libre de la carretera, arreglos de las calles y caminos que han sido dañados por el paso de las máquinas, ayuda comunitaria, entrega de tuberías para el acueducto y que sea entregado en un acto público en presencia de los representantes y autoridades.

Ahora solo esperan respuesta de una de las máximas ejecutivas de Cilsa que se encuentra en la república de México que vendrá a Panamá a atender el caso el 15 de noviembre próximo.