Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Nacional

La bandera, una veterana de luchas patrióticas

La imagen de jóvenes tratando de colocar la bandera panameña en el asta de la Escuela Superior de Balboa en la Zona del Canal ese 9 de ...

La imagen de jóvenes tratando de colocar la bandera panameña en el asta de la Escuela Superior de Balboa en la Zona del Canal ese 9 de enero de 1964 le dio la vuelta al mundo.

Esa misma bandera que fue fotografiada y hecha noticia, y que representó símbolo de derechos soberanos sobre el territorio ocupado por los estadounidenses, ya tenía su historia. Fue usada en 1947, 1958 y 1959 en diferentes manifestaciones estudiantiles, y recibiría una brutal puñalada en su cuerpo de hilo ese 9 de enero; pero, eso la haría más poderosa.

De vuelta a la ciudad con la bandera rasgada y cargándola como a una compañera herida, los estudiantes del Instituto Nacional marchan con ella por la avenida 4 de Julio alzándola para reanudar sus protestas.

la bandera destrozada ante los ojos de la OEA El 11 de enero de 1964, un grupo de estudiantes del Insituti Nacional llevó la bandera destrozada ante los miembros de la OEA que vinieron a Panamá. El presidente, Roberto Chiari, y el ministro de Relaciones Exteriores, Galileo Solís, así como los jóvenes, dieron un informe de sus compañeros muertos y heridos, y entre ellos estaba “La Veterana”.

Tras los disturbios de los días 9, 10 y 11 de enero, el 13 de ese mismo mes, con las aguas ya calmadas el gobernador de la Zona del Canal, Robert Fleming, anuncia a los residentes canaleros que hará cumplir con lo establecido en el convenio Kennedy – Chiari y la bandera de Panamá será izada en los puntos acordados junto a la de los EEUU. El sacrificio de “La Veterana” no había sido en vano.

peritaje al símbolo ultrajado El emblema fue maltratado en esa última salida del Instituto Nacional. En medio de las protestas sufrió rasgaduras en diferentes partes, motivo por el cual la Fiscalía Auxiliar realizó una diligencia pericial el 6 de febrero de ese año para comprobar el estado en que había quedado la enseña patria.

Para la diligencia se requirió de dos sastres que actuaron como peritos, Justiniano Cárdenas y Rómulo Quezada, quienes de manera minuciosa indicaron cómo fue maltratada la bandera el día 9 de enero de 1964.

Según peritos, el impacto que recibió la bandera en la parte central fue de tal naturaleza que reventó el cordón que la adornaba. Se ejerció una gran violencia sobre el emblema que destruyó en gran parte sus cuatro lados.

Todos estos años posteriores la bandera ha sido cuidada con esmero.