Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Puente de Las Américas, reparaciones millonarias

En conjunto, los presidentes Pérez Balladares y Torrijos invirtieron $26 millones en arreglos del Puente de las Américas

Puente de Las Américas, reparaciones millonarias
Puente de las Américas.


Para quienes lo conocen, el Puente de Las Américas es un paciente muy enfermo que no ha recibido la atención adecuada. 


Los responsables de brindarle la cura lo han hecho de manera negligente. Así piensa el exministro de Obras Públicas José Antonio Domínguez. 


En 1998, la administración del presidente Ernesto Pérez Balladares contrató el ensanche, un carril adicional y el cambio de la superficie de rodadura por $11 millones. 


‘Se hizo un trabajo cosmético sobre la superficie de rodadura que no duró más de seis meses, cuando lo que se tenía que hacer era el cambio total de las losas de concreto. Se pagó mucho dinero por ello’, expresó Domínguez. 


El gobierno de Martín Torrijos incrementó la inversión para mantenimiento de la emblemática estructura. Hay documentos que indican que se destinaron $15 millones para arreglos y cambio de los cables del arco. 


En 2010, el ministro de Obras Públicas (MOP) del presidente Ricardo Martinelli contrató al consorcio MCM para reemplazar la viga y la losa de rodadura. El costo fue fijado en $80.6 millones. 


El entonces jefe del MOP, Federico Suárez, aseguraba que las bases de la infraestructura estaban en perfectas condiciones y no representaban peligro para los usuarios. 


La presidenta de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Miriam Tejada, coincidió con Suárez en que la estructura poseía una plataforma capaz de soportar posibles desastres naturales. 


‘La superficie de rodadura cumplió su vida útil, por lo que se hace impostergable la sustitución completa de la losa para garantizar la seguridad de los miles de usuarios que a diario lo transitan’, aseguraba el ministro Suárez. 


El hundimiento de un tramo de losa del Puente Centenario, en 2012, puso los ojos de las autoridades en la vieja infraestructura, que ya tenía medidas de restricción para el equipo pesado. 


REPARAR O REEMPLAZAR 


Domínguez expuso que es más cara una reparación que una nueva construcción. ‘Debemos saber qué es lo que se está contratando por 80.6 millones de dólares. Entiendo que el último contrato fue para reparar toda la estructura de acero. Escuché que no habían hecho todo’. 


Para el ingeniero, el Puente de las Américas ya cumplió su vida útil y es hora de reemplazarlo. ‘Quitarlo va a costar mucho dinero y el nuevo también costaría mucho dinero, pero no más que el Centenario’. 


Sobre los años que podría continuar en pie este ícono de la República de Panamá, Domínguez consideró que dependerá del mantenimiento que se le dé. 


Explicó que hay puentes en otros países que tienen más de 100 años y están en perfectas condiciones. 


Rodrigo Sánchez, quien fue presidente de la SPIA hasta enero de 2014 , manifestó que el MOP debe reservar los recursos necesarios para el mantenimiento rutinario. 


‘El acero, las losas y el concreto de estas estructuras se desgastan. Si no se les da mantenimiento se tendrá que gastar más en rehabilitación. Tengo entendido que esto se realiza en el Puente de las Américas, pero no en el Centenario’, agregó el arquitecto. 


‘RAMAS CARGADAS’ 


El arquitecto Álvaro Uribe explicó que no es tan fácil eliminar el Puente de las Américas aunque se construya uno que conecte con cerro Farfán. 


Uribe recordó que esa es la entrada a la ciudad y a la Cinta Costera. ‘Es una plataforma que no se puede perder, a menos que se contemple otra estructura paralela’. 


El arquitecto mencionó que la ciudad se quedó con solo tres vías troncales. Por estas carreteras pasan los vehículos de los residentes de las nuevas barriadas. El caos vehicular que se vive desde hace unos años en la ciudad es producto de la falta de planificación. ‘Es como si tuviera una rama cargada que está a punto de quebrarse’, expresó. 


Aunque se espera que el Metrobús y el Metro, los nuevos sistemas de transporte en la capital, disminuirán la cantidad de autos en las calles, se hace necesario el replanteamiento de la estructura vial de la ciudad para que facilite el crecimiento urbanístico de los próximos años, concluyó Uribe. 


‘La Estrella de Panamá’ solicitó la versión del Ministerio de Obras Públicas, vía correo electrónico, pero no se obtuvo respuesta.