Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Nacional

Mercado improvisado no genera ganancias

Los arrendatarios alegan que los productos se dañan por estar expuestos al sol y al calor. Desconocen cómo operará la Cadena de Frío

Mercado improvisado no genera ganancias
Productos como las verduras se dañan rápidamente por el clima ambiental.

A rrendatarios del mercado público y del de abastos en el distrito de La Chorrera no resisten más las pérdidas económicas diarias debido a la falta de venta de los productos. Por ello, guardan la esperanza de la pronta apertura de los nuevos mercados de la Cadena de Frío.

Mary Vásquez, quien posee un puesto en el mercado de abastos provisional, señala que desde que se trasladó al lugar, sus ventas se fueron al piso porque diariamente obtenía de $150 a $200, pero ahora no llega ni a los $100.

Aunado a esto, está la pérdida de productos todos los días debido al calor y los rayos del sol que dan directo a la mercancía, marchitando aquellos más débiles como las lechugas, repollos o ‘recao verde’, los que deben ser desechados al final del día.

‘Yo no sé qué va a pasar, no nos han dicho nada sobre cómo funcionará la Cadena de Frío, solo estamos recibiendo capacitación para lo que viene, pero lo que sí sé es que cada día los productos se encarecen. Antes pagábamos por la lechuga 50 centavos ahora son 90, el tomate a 40 centavos y ahora son 70; el ají se compra a $1.50 y su precio anterior era de 90 centavos, ya no aguantamos’, aseguró la comerciante.

Lo mismo ocurre con la sección de artesanías, ubicada a un costado del mercado público provisional. Armando Pérez es un vendedor de sandalias e indica que no hay casi ventas porque las personas no están llegando y para poder dar una buena impresión en el local, ya ha tenido que invertir cerca de $1,800.

Afirma que solo un 25% de los compradores está llegando, lo que le da solamente unos $30 de ganancia semanales, cuando durante sus años en el mercado público era de $90 a $100 semanal.

En el caso de los arrendatarios del mercado público provisional, la situación se complica más, pues las pérdidas económicas son más grandes, donde en ocasiones durante el día un vendedor de legumbres y verduras obtiene $10 solamente.