Temas Especiales

30 de May de 2020

Nacional

Corpus Christi, fortaleza de la cultura azuerense

Aunque se trata de una fiesta religiosa, las celebraciones en esta localidad tienen también un carácter folclórico

Entre las danzas, las hermosas alfombras de flores y los cantos religiosos, una gran cantidad de visitantes se dieron cita, ayer, en la heroica Villa de Los Santos, para conmemorar la fiesta del Corpus Crhisti.

El obispo de la Diócesis de Chitré, monseñor Rafael Valdivieso, expresó su alegría por estar en esta gran celebración. ‘Es la primera vez que voy a celebrar el Corpus en esta comunidad y ya estoy enterado de todos los actos que se realizan en el marco de la esta celebración.

Todos estos signos y ritos desde la antigüedad tienen un mensaje que refiere el poder de Dios sobre el mal. Es esa fuerza que nos ayuda en el camino a superar las adversidades que encontramos’, expuso monseñor.

Al lugar llegaron muchos estudiantes de esa y otras provincias, extranjeros y el pueblo de La Villa en pleno se dio cita.

Los folcloristas y amantes de las tradiciones santeñas estaban muy anuentes a que todo se realizara como lo prescribe la tradición que ellos luchan por conservar.

El diablo, como todos los años, pidió una vez más permiso al Arcángel San Miguel Miguel para entrar a la iglesia. El permiso le fue concedido, pero en todo momento se mantuvo sumiso a las recomendaciones que se le dieron.

Monseñor, seguido del clero, entró al templo y las seis danzas ingresaron posteriormente, todas cantando y bailando.

Dice la tradición que el diablo ingresa a la iglesia a buscar un alma que se le ha perdido.

La Eucaristía, que es la máxima celebración de esa tradición, inició a las 10:00 a.m. y posteriormente el Obispo Valdivieso, junto al clero católico, recorrieron con el Santísimo las principales calles de La Villa, donde ya se tenían preparados varios altares.

Allí colocaron la Custodia, donde se transporta la sagrada ostia y se hizo oración por unos minutos.

Seguidos continuaban las danzas de los diablicos sucio y limpio, ‘Las Enanas’, ‘La Montezuma Española’, ‘El Chivo’ y ‘El Torito Guapo’.

Las vías alrededor del Parque Simón Bolívar estaban hermosas y llenas de colores. Eran las alfombras que chicos y grandes desde las 3:00 a.m. del pasado miércoles habían confeccionado. La más llamativa fue la imagen de la Sagrada Familia.

Silvia Rivas, jefa del departamento de folclor del Instituto Nacional de Cultura (INAC), dijo que el tema se escogió en base a la actividad religiosa que se celebra en el año. ‘En esta ocasión hemos tomado en consideración lo que determinó el papa Francisco, el Año de la Familia. Por eso hemos elaborado una alfombra de la Sagrada Familia’, detalló.

Rivas detalló que la alfombra fue confeccionada con unas mil 400 libras de sal cruda, aserrín, aceite quemado y tintes especiales.

Trece personas trabajaron por cinco horas. De igual manera, otras 15 alfombras más con temas como el copón, la cruz y otros, adornaron las calles de La Villa, por donde pararía el Santísimo.