17 de Sep de 2021

Nacional

Perú hará santuario para San Martín de Porres en Panamá

San Martín de Porres el santo de madre  panameña tendrá un santuario en La Chorrera

Perú hará santuario para San Martín de Porres en Panamá
San Martín de Porres.

Un santuario en honor a Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y el Señor de los Milagros, devociones peruanas con arraigo en Panamá, se levantará en el sector de La Chorrera en un terreno donado por un empresario panameño.

Así lo explicó hoy a Acan-Efe el embajador de Perú en Panamá, Guillermo Russo, quien señaló que se "está en los primeros pasos" para constituir un patronato integrado por empresarios de ambos países, las hermandades religiosas, con el apoyo de la legación diplomática y el Arzobispado de Panamá.

"Esto pone una vez más en evidencia los profundos lazos históricos, religiosos y humanos que existen entre peruanos y panameños, pues estos santos tiene vínculos con Panamá", refirió. Históricamente está documentado que San Martín de Porres era hijo de panameña y, según la tradición panameña, Santa Rosa de Lima fue concebida en la isla de Taboga, o de los 13 del Gallo, de donde partió la expedición de Francisco Pizarro que conquistó el Perú en 1535.

La tricentenaria devoción al Señor de los Milagros del Perú fue traída a Panamá por los emigrantes peruanos y los panameños que la conocieron en el Perú, logrando hacer una réplica de la imagen con su anda de plata que todos los años a mediados del mes de octubre recorre en procesión el centro de la capital.

El diplomático detalló que la próxima semana visitará junto con el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, el terreno de una hectárea ubicado en el distrito de la Chorrera, capital de la provincia de Panamá Oeste, cedido por el empresario Johnny Arias.

"La idea es edificar este santuario y que a su inauguración asista la mas alta autoridad eclesiástica del Perú", adelantó Russo. De momento se están dando los primeros pasos legales para constituir el patronato, que se encargará de la búsqueda de fondos para edificar el templo, una vez el terreno esté registrado legalmente a nombre de la arquidiócesis, acotó.