25 de Feb de 2020

Nacional

‘Soy la cacica y aquí no hay más nada que hablar’, Carrera

La dirigente acusó a los promotores del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco de urdir su destitución

‘Soy la cacica y aquí no hay más nada que hablar’, Carrera
Agrupaciones de Nodri, Ñokribo y Kodri apoyaron ayer a la cacica.

La cacica General Ngäbe Buglé, Silvia Carrera, acusó ayer a los directivos de la empresa de Barro Blanco y al expresidente de la República Ricardo Martinelli de estar detrás del movimiento que intenta, ilegalmente, destituirla de su cargo.

Ayer, durante una conferencia de prensa, Carrera —quien el pasado 22 de octubre fue separada mediante la Resolución N°8, firmada por el Congreso General, por supuesta extralimitación de funciones— aseguró con firmeza: ‘Yo soy la cacica y aquí no hay más nada que hablar, seguiré trabajando’.

‘Me eligieron por votación popular en 2011 como máxima autoridad y estuve en todas las manifestaciones en 2011 y 2012 y no será la primera vez que defienda los intereses de mi pueblo, contrario a lo que hicieron los miembros del Congreso que nunca lo han defendido, soy de los pocos que seguiré luchando por la comarca’, afirmó Carrera.

Reunida ayer, a últimas horas de la tarde, con dirigentes tradicionales, miembros y delegados del Congreso Ngäbe Bugle y caciques regionales y locales, Carrera exigió que se investigue la actuación de la actual Junta Directiva que promueve su destitución.

Carrera acusó a Edilberto Sánchez y otros miembros de la Junta Directiva del Congreso General Ngäbe Buglé reuniéndose en oficinas, hoteles y restaurantes con ejecutivos del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, ubicado en Tolé, provincia de Chiriquí para urdir los actos en su contra.

Desde 2010, el pueblo ngäbe buglé se ha opuesto a este proyecto que considera lesivo al medio ambiente y al río Tabasará, sagrado para la población comarcal.

RECHAZA FAVORES

La dirigente rechazó haber recibido favores políticos del presidente Juan Carlos Varela, a quien acompañó el 23 de septiembre a Nueva York, para asistir a la reunión de los pueblos originarios de la Asamblea General de la ONU. Asegura que, de ser así, cuando ella llegó ya el presidente del Congreso, Edilberto Sánchez, tenía dos días en Nueva York.

Sobre la designación de su hijo como embajador de Panamá en Bolivia, Carrera dijo que es una ‘decisión propia del presidente Juan Carlos Varela’, en la cual no ha tenido injerencia ni tiene ningún tipo compromiso.

Durante la conferencia de prensa, los caciques, delegados, directivos del Comité pro Defensa del Pueblo Indígena y Campesino, así como bases del sector de Muna, Nole Duima, Kodri, Mirono y Besigo, firmaron una resolución de apoyo a Carrera, en donde resolvieron mantener como cacica General a Silvia Carrera, como máxima autoridad de la comarca Ngäbe Buglé.

Jeremías Montero, cacique Regional Kodri, señaló que lo actuado por la directiva del Congreso General Ngäbe Buglé es ilegal y carente de sustento.

Resalta que le tocará a esta directiva explicar sus acciones y dar la cara al pueblo en masa.

Indicó que Sánchez, en la pasada administración de Martinelli, sólo recibía favores de nombrar a su familia en instituciones como el Ministerio de Educación, para con estos compromisos darle la espalda a los indígenas en sus luchas.