26 de Nov de 2022

Nacional

Impulsan una "súper alcaldía" para la zona metropolitana

La idea, propuesta por la comuna capitalina y el BID, es que Panamá, San Miguelito, Colón, Arraiján y La Chorrera se gestionen en un ente

Panamá, tal como ocurre en Bogotá o en Caracas, aspira a gestionar su zona metropolitana desde una especie de ‘súper alcaldía’, una entidad que englobaría los gobiernos locales de los distritos de Panamá, San Miguelito, La Chorrera, Arraiján y Colón.

La iniciativa ha surgido desde la Alcaldía capitalina y, según Manuel Trute, director de Planificación Urbana de la comuna, ha sido respaldada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que adelanta un estudio macro sobre los puntos flacos de Panamá y, más allá, San Miguelito.

La idea es que, desde ese consejo de alcaldes metropolitanos, se definan las políticas de urbanización y administración de los cinco distritos, donde, según el censo de 2010, reside la mitad de la población del país.

La propuesta, aún en papel, es menos aspiracional que la estrategia de administración de Caracas, por ejemplo, que elige a un alcalde mayor que política y civilmente está sobre el alcalde de Libertador (el distrito federal), así como sobre otros cuatro municpios conurbanos, ubicados en el vecino estado de Miranda. En la capital colombiana, por su parte, se elige a otro alcalde mayor, que a su vez nombra a los alcaldes locales.

La dinámica de las principales circunscripciones de la urbe ‘ha aumentado la necesidad de migrar a una entidad metropolitana’, insiste Trute, desde la cual se organicen, administren y ejecuten los proyectos de la zona.

El gobierno de Juan Carlos Varela tiene proyectado invertir, al menos, $5,500 millones en macropropuestas de infraestructura en Arraiján, Panamá y Colón, y la mayoría de ese monto está dedicado a transportes y carreteras. Cohesión urbana.

Esa misma premisa impulsaba la creación de la Autoridad Metropolitana de Transportes, un conglomerado institucional que reunirá a las autoridades de los cinco distritos, y a los de Capira y Chepo, y cuya discusión ha quedado sujeta a la dilatada estatalización del metrobús de Panamá y San Miguelito.

No obstante, en las regiones en las que se plantea una ‘súper alcaldía’, el Ministerio de Vivienda está actualizando un manual de desarrollo urbano que data de 1997, que establecía la creación de un Consejo de Desarrollo Urbano que nunca vio la luz.

Ese mismo documento argumenta la necesidad de ‘contener’ la expansión de la zona metropolitana fuera de la cuenca del Canal y toma en cuenta la presión que el crecimiento generaría sobre los recursos naturales y la necesidad de infraestructura. Con esos argumentos, coincide la Alcaldía de Panamá, que asegura estudiar un plan para establecer un cerco urbano y así poblar todo lo que esté dentro. Y hay mucho: los corregimientos del centro de la capital perdieron, en promedio, el 15% de su población en diez años, período en el que Arraiján y La Chorrera aumentaron en 39%.