Temas Especiales

08 de May de 2021

Nacional

Con nueva tecnología se controlarán las evasiones

Para ello, cuenta con 110 cámaras de vigilancia, 8 torres blindadas de monitoreo, 3 anillos de seguridad y 25 kilómetros de fibra óptica

Con nueva tecnología se controlarán las evasiones
El sistema de cámaras está instalado en todo el complejo penitenciario de 40 hectáreas en Pacora.

Aún se encuentran prófugos cuatro de los seis reos que se evadieron en días pasados de La Joyita, un penal que alberga a 5,354 personas, aunque fue construido para 2,837.

La Gran Joya, construido para aliviar el apiñamiento de La Joyita y La Joya (que tiene 4,825 reclusos y capacidad para 1,568), promete evitar las evasiones.

Para ello, cuenta con 110 cámaras de vigilancia, 8 torres blindadas de monitoreo, 3 anillos de seguridad y 25 kilómetros de fibra óptica.

La cárcel, explicaron autoridades del Ministerio Público, tiene cinco sectores. En cada uno de estos se apostarán dos guardias en cada turno, para vigilar los movimientos del complejo penitenciario.

Para el abogado Ernesto Cedeño, los equipos pueden ayudar, pero no harán el trabajo por sí solos. En su perspectiva, habría que inculcar una nueva cultura de transparencia entre los custodios y entre el personal de ese centro carcelario.

Según Cedeño, hay constancia de que los privados de libertad están recibiendo materiales prohibidos por la ley.

Por su parte, Juan Carlos Araúz, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, también considera que la tecnología es un ‘auxiliar' o apoyo y nunca puede suplir la formación, preparación y capacitación del personal de las instalaciones penitenciarias.

‘Ese auxilio va de un plan estratégico, protocolos y códigos de conducta, a fin de que no se facilite que los internos influyan sobre los controles respectivos del centro'.

Araúz enfatizó que una cámara de vigilancia ‘es un aparato que, si no es bien administrado, no representa nada en la administración de la cárcel'.

La viceministra de Gobierno, María Luisa Romero, informó que se observa cierta ‘resistencia' entre los reos de La Joya y La Joyita de ocupar el nuevo penal, ya que habrá mucha vigilancia y estricta seguridad.

Romero explicó que ‘con el nuevo modelo, habrá cero tolerancia con la corrupción. Destituiremos a los custodios que participen en actos de ingresos de artículos ilícitos', advirtió.