Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Nacional

Indígenas dejan abierta la puerta de diálogo con Varela

El presidente Juan Carlos Varela,  no asistió a la mesa de diálogo y se envió un comunicado donde se informa la continuidad del proyecto

Los indígenas amotinados en la entrada de la presa del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, aseguraron que se mantienen abiertos al dialogo, luego de que el gobierno enviara un comunicado, donde se indica que la construcción de dicho proyecto seguirá su curso.

Ricardo Miranda, vocero de M-10 enfatizó que "debido a la insistencia del gobierno de seguir la construcción de la presa y obviar los males que ocasiona al pueblo Ngäbe Buglé, hemos decidido dejar claro que no nos estamos negando al diálogo, sino que el presidente ha sido el que ha abandonado el compromiso de seguir conversando".

EMITEN COMUNICADO

Los originarios enviaron un comunicado que señala que “el nueve de julio se esperó al presidente y no llegó, incumpliendo lo establecido por él mismo en la anterior mesa, en el tema de Barro Blanco”.

"La comisión indígena y la comarca Ngäbe Buglé en ningún momento ha negado seguir negociando creyendo firmemente que es el medio indicado para demostrar la ilegalidad del proyecto y la libre determinación de nuestro pueblo" continúa diciendo el comunicado.

DENUNCIAN AMENAZAS

Los indígenas señalaron en el comunicado que "el Gobierno Nacional del pueblo primero continúa lanzando Dardo intimidatorio en contra del pueblo Ngäbe para así terminar el muro de Barro Blanco"
"El movimiento indígena condena enérgicamente el desplante del presidente Varela y rechaza la resolución emitida por presidencia que dice culminar el proyecto sin terminar el consenso en la mesa de diálogo con la comisión indígena y campesina", enmarcó.

DESEAN CONTINUAR DIÁLOGO

Seguidamente en el comunicado, hacen hincapié en que tienen toda las intenciones de continuar con el dialogo directo con el presidente Juan Carlos Varela, pero rechazan las amenazas o agresión que ponga en peligro sus vidas.

Los indígenas pidieron a los bancos internacionales y autoridades del país a retirar el interés en el proyecto, porque este ha generado y seguirá generando violencia y muerte si no se cancela.

El comunicado concluyó con la petición del “cumplimiento de las leyes nacionales y acuerdos internacionales para que no se continúe violando los derechos humanos en la población indígena, exigiendo un Tabasará libre de hidroeléctricas", concluyó el comunicado.

Por su parte, Silvia Carrera, cacica general pidió al "presidente Varela que tenga la gentileza de cumplirle al pueblo Ngäbe con el cierre de Barro Blanco como lo había prometido en campaña"
Destacó que permanecerán en la entrada de Barro Blanco todos los grupos porque es necesario defender el recurso hídrico del río que afecta directamente a la comarca.

Durante la actual administración de gobierno se han realizado nueve mesas de diálogo entre las partes involucradas y ninguna ha sido fructífera, por una parte indígenas piden cierre de Barro Blanco y parte del gobierno, terminación del muro.