Temas Especiales

05 de Ago de 2021

Nacional

Panamá disminuye el hambre

En el informe de la FAO, el país reporta una prevalencia ‘moderadamente baja' de personas subalimentadas.

Panamá disminuye el hambre
La FAO define el hambre como desnutrición.

Panamá tiene un 9.5% de personas subalimentadas, según el informe ‘El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2015', publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El indicador mide la proporción de la población por debajo del nivel mínimo de consumo de energía alimentaria (subalimentación). La FAO define el hambre como sinónimo de desnutrición crónica.

En el mapa del hambre de la FAO, Panamá se ubica a la par de países como Colombia, Honduras, El Salvador y Ecuador. En estos países, la prevalencia de subalimentación en la población ronda entre 5% y 14.9%, un nivel ‘moderadamente bajo', tomando en cuenta que las clasificaciones son ‘muy alto', ‘alto', ‘moderadamente bajo', ‘moderadamente alto' y ‘muy bajo'.

La vecina Costa Rica le gana a Panamá, con una evaluación de ‘muy baja', con una prevalencia de subalimentación de solo 5%.

El primer Objetivo de Desarrollo del Milenio era reducir a la mitad, entre 1990-92 y 2015 la proporción de personas subalimentadas o reducir esta proporción a menos del 5%.

En las regiones en desarrollo, la meta fue casi alcanzada y la proporción de subalimentados disminuyó en el período observado del 23.3 al 12.9 %.

Los números han sido altos, 26.5% era la proporción en 1997 de personas subalimentadas, en 2005 fue de 22.9% y en 2000 alcanzó hasta 27.6%.

En el informe, Panamá no alcanzó la meta y tiene ‘progreso lento' en la consecución del compromiso de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, donde los países de la región debían conseguir seguridad alimentaria para todos y erradicar el hambre de todos los países, con el objetivo inmediato de reducir el número de personas desnutridas a la mitad de su nivel actual no más tarde de 2015.

Cerca de 795 millones de personas en todo el mundo siguen careciendo de alimentos suficientes para llevar una vida sana y activa.