Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Más de dos mil personas afectadas por inundaciones

Los residentes de Juan Díaz culpan a las autoridades por permitir rellenos en los manglares.

Andrés Jiménez y su esposa Janeth sabacaban a baldazos y escobazos el agua de lluvia acumulada en su residencia, de calle Quinta, en Ciudad Radial, corregimiento de Juan Díaz. Eran las 10:30 a.m. de este viernes y los esposos, al igual que las más de cien familias afectadas por las inundaciones del jueves, hacían limpieza con la esperanza de recuperar parte de sus pertenencias.

Dentro de la casa de los Jiménez, el panorama era desolador. Utensilios de cocina , un colchón, la cama y unas cuantas piezas de ropa de uno de sus hijos fue lo único que lograron recuperar.

Janett estaba en casa al momento en que se iniciaba la lluvia, a las 3:00 p.m. del jueves. En menos de una hora, su casa, una de las más cercanas al río Juan Díaz, ya estaba inundada. Al desbordarse el río no hubo oportunidad de salvar nada. Solo quedaba tiempo para buscar ayuda entre los vecinos y alertar a aquellos cuyas casas aún no habían sido anegadas.

Juan Villaverde, tesorero de la junta comunal de Juan Díaz, también afectado por las lluvias, contó cómo el agua empezó a subir hasta llegar a superar el metro de altura. Villaverde no logró recuperar nada. Solo le queda limpiar su residencia.

Estos son los testimonios de algunas de las familias afectadas. Aunque triste, no se trata de una situación nueva, pero sí la más grave de los últimos años.

Yalitza Polanco, tripulante de la aerolínea Copa, acababa de llegar a su casa de un vuelo procedente de Punta Cana, cuando vio que el agua entraba a su auto. Este viernes esperaba que la aseguradora lo evaluara. El auto había sido adquirido apenas hace mes y medio.

Polanco fue afortunada. Su casa no sufrió mayores daños, gracias a que su familia había construido un muro de un metro de altura, justamente para evitar las inundaciones como esta.

En otros siniestros ocurridos anteriormente en este sector, el agua no había subido tanto, recordó Juan Villaverde. Los residentes apuntan con el dedo acusador a los proyectos urbanísticos que se desarrollan en las zonas de manglares vecinos, especialmente uno llamado ‘Metro Park'.

Según Ricardo Mejía, presidente del grupo Pro Cuenca del río Juan Díaz, la responsabilidad de este último desbordamiento recae sobre el grupo de empresas que desarrollaron este proyecto, que requirió rellenar los manglares para construir 50 torres residenciales y un centro comercial.

El alcalde capitalino, José Blandón, les da la razón a los residentes, pero, agrega, que no es el único. ‘Aquí hay una acumulación de muchas cosas. Antes de Metro Park, ya Juan Díaz se inundaba', recalcó el alcalde. Los diversos proyectos desarrollados en esta zona han terminado por eliminar áreas que históricamente funcionaban como ‘esponja' para el agua de escorrentía.

Juan Díaz tiene muchos años con este problema de las inundaciones, que se ha agravado por el aumento de las construcciones.

Solo se ha pensado en el espacio donde se construye y no en los efectos de la construcción en la comunidad. Ha faltado planificación integral, recalcó el alcalde.

Ayer, el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) aún hacía las evaluaciones de las afectaciones. En un último reporte, emitido anoche, informó que ya se habían evaluado 503 casas, de las cuales, 444 presentan daños estructurales y 49 daños totales, dejando a 2,266 personas afectadas en los corregimientos de Juan Díaz y el distrito de San Miguelito. El informe no incluyó La Chorrera, donde también la lluvia causó daños graves.

De las personas afectadas, 245 damnificados fueron trasladadas a albergues temporales y hoteles de la localidad, indicó un comunicado emitido ayer por la Presidencia.

Sinaproc y el Cuerpo de Bomberos de Panamá desalojaron familias del sector 4 de Samaria, San Miguelito, por los deslaves que se produjeron como consecuencia de las lluvias. De hecho, algunas viviendas habían colapsado y unas 20 estaban en peligro.

El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial reubicó temporalmente a 15 familias de San Miguelito, cuyos hogares no eran aptos para su regreso en estos momentos.

Distintas entidades repartieron colchones, bolsas de comida, frazadas y ‘kits' de aseo.

Hasta ayer, las autoridades no habían terminado de evaluar las áreas inundadas. La cifras de personas afectadas puede aumentar.

==========

UN PROBLEMA HISTÓRICO

Las autoridades aún continúan evaluando las áreas afectadas

444 casas de los distritos de Panamá y San Miguelitos presentaron daños estructurales

245 damnificados en estos dos distritos fueron reubicados temporalmente en hoteles y albergues. Algunas familias no podrán regresar a sus viviendas.