Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Nacional

Los desafíos del país para mejorar la vida en las cárceles

El Ministerio de Seguridad invertirá $100 millones en nuevas infraestructuras penitenciarias y el mantenimiento de las establecidas

Los desafíos del país para mejorar la vida en las cárceles
De los 17,308 privados de libertad, dos tercio de ellos no ha sido llevado a juicio.

‘Mi nombre es Michael Centeno, tengo 24 años de edad y fui condenado a doce años de prisión por robo agravado. La convivencia en este lugar no ha sido fácil, hay que jugársela para sobrevivir. Tengo dos conceptos que definen este lugar: aburrido y aterrador. Aburrido porque no pasa nada y aterrador porque cualquier cosa puede pasar. Piénselo antes'. Asi define su reclusión uno de los 17,308 privados de liberdad de uno de los veintitrés centros carcelarios, y de los cuales dos tercios de ellos no ha tenido un juicio.

El testimonio del joven promueve una campaña para prevenir el delito y está colgado en el sitio web del Ministerio de Gobierno de Panamá. Uno de los mayores desafíos carcelarios del país es dotar de infraestructuras adecuadas y de personal que contribuya al proceso de rehabilitación y reinserción de los privados de libertad.

MARÍA LUISA ROMERO

‘Uno de los principales retos es mejorar la infraestructura existente y adoptar medidas para darle mantenimiento'

VICEMINISTRA DE GOBIERNO

Actualmente existe un custodio para atender a veinte privados de libertad cuando debe ser uno para diez. En total se requieren dos mil para atender las cárceles y centros penitenciarios que existen en el país, sin embargo, sólo hay ochocientos custodios.

El país cuenta con veintitrés instalaciones carcelarias, pero solo una de ellos cumple con la mayoría de las condiciones para atender a privados de libertad.

El resto de los centros son cárceles públicas que están dentro de zonas policiales y que de una u otra forma han sido adecuados para atender a los detenidos. ‘No están diseñadas para ser centros penales y esto hace más difícil el proceso de rehabilitación, el mejoramiento de las condiciones de vida y garantizar los derechos humanos ' de los prisioneros, explicó Sharon Díaz, directora general del Sistema Penitenciario.

INVERSIÓN

De total de la población penitenciaria, 11,624 se encuentran recluidos entre La Joya, La Joyita y La Gran Joya, explicó Nicolas Alexandre Bonvin, del Comité Internacional de la Cruz Roja, que junto al Ministerio de Gobierno promueve un taller con expertos en infraestructuras de doce países de América Latina en busca de condiciones más humanas en las prisiones.

El gobierno panameño promete invertir $300 millones en más de cinco años en infraestructuras penitenciarias, de los cuales $100 millones serán desembolsados durante la administración de Juan Carlos Varela, explicó María Luisa Romero, viceministra de Gobierno (Mingob).

NICOLAS BONVIN

‘Se habla de que hay 22 penales, pero solo dos fueron construídos para ser cárceles'

COMITÉ INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA

La proyección es construir una cárcel en Colón ($65 millones), una en Darién ($10 millones) y otra en Pacora, para mujeres, cuyo costo podría oscilar entre $25 y $30 millones.

Además, se contempla darle mantenimiento a La Joya y La Joyita. Este proyecto se inició en dos pabellones con un costo estimado de $1 millones y ‘son más de 30 pabellones', explicó la funcionaria del Mingob.

Díaz, por su parte, explicó que se está haciendo un diagnóstico de los centros para determinar cuáles necesitan con urgencia adecuaciones. La funcionaria del Sistema Penitenciario prevé que esta evaluación esté lista para 2017 para empezar con las transformaciones.

UN PROBLEMA REGIONAL

El problema de hacinamiento e insuficiencia de infraestructua no es un caso aislado de Panamá. En la región se observa un aumento de personas detenidas que agrava los problemas crónicos de los sistemas carcelarios, que presentan deterioro, atraso o insuficiencias en infraestructuras. ‘Panamá tiene los mismos problemas que tienen todos los países del mundo', explicó Andrés Casal, jefe de sector para las Américas del CICR.

Casal explicó que el hacinamiento es un problema mundial. Su tesis la sustenta en sus experiencias de trabajo en Europa, África, Asia, Medio Oriente y Latinoamérica ‘y en donde las problemáticas son similares'a la de Panamá, dice. A su juicio se requiere de voluntad política para buscar soluciones que sea sostenibles en el tiempo.

CÁRCELES MÁS POPULARES

  • La Joya, La Joyita y La Gran Joya recluyen a 11,624 detenidos
  • 5,161 Privados de libertad tiene el Centro Penitenciario La Joyita, en Panamá.
  • 4,171 Privados de libertad tiene el centro penitenciario La Joya. Mientras que el Centro Penitenciario La Gran Joya cuenta con 2,292 detenidos.

Dado el abandono en que han permanecido los centros penitenciarios uno de los principales retos es darle es mejorar la infraestructura existente y adoptar medidas para darle mantenimiento de una manera sostenible y eficiente, concluyó la viceministra del Mingob.

El CICR, por su parte,considera que todas las personas privadas de libertad, independientemente de los motivos de su arresto o detención deben ser tratadas con humanidad y tener condiciones de detención dignas.

El comité trabaja en centro de detenciones durante conflictos armados y esa experiencia la comparte con los países donde tiene presencia, como en el caso de Panamá.

Y está trabajando con el gobierno panameño para identificar los problemas de cada penal y cómo solucionarlos.

La agrupación trabaja en el país de manera individual desde 1989, y de forma estrucutral desde 2010, explicó Bonvin.

==========

PRIVADOS DE LIBERTAD

Buscan condiciones más humanas

Más de medio centenar de especialistas en infraestructuras para centros penitenciarios de doce países latinos iniciaron ayer un taller para analizar las problemáticas existentes en las prisiones de sus regiones.

La iniciativa organizada por el Ministerio de Gobierno de Panamá y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) busca compatir experiencias para crear condiciones más humanas para que los reclusos tengan un trato más digno, señala un comunicado del Cómite Internacional de la Cruz Roja (ICRC), sobre la cita.

‘Los altos niveles de reclusión y la falta de medidas adecuadas para poder gestionar una creciente cantidad de personas privadas de libertad han hecho que muchas de las cárceles en América Latina se encuentren en situación de sobrepoblación , y que se exceda la capcidad instalada de los sistemas penitenciarios', dijo Juan Pedro Schaerer, jefe de la Delegación Regional CICR.sobre el encuentro.

La reunión, además, servirá para que los responsables de la infraestructura en las prisiones tengan la oportunidad de intercambiar información y lecciones aprendidas.

El taller también permitirá explorar soluciones a problemas como el hacinamiento, la falta de ventilación, de acceso a agua potable, a otro servicios básicos y a un entorno salubreconforme a los estándares internacinales aplicables.

El taller se realiza del 31 de mayo al 2 de junio de 2016, en un hotel de la capital panameña, y cuenta con expertos de Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú, Panamá y Venezuela.