Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

La mitad de muertos por A(H1N1) no tenía ‘factores de riesgo'

El otro 50% corresponde a personas entre 23 y 82 años que no presentaban factores de riesgo

La mitad de muertos por A(H1N1) no tenía ‘factores de riesgo'
Autoridades de Salud, en una conferencia, ayer, pidieron a la comunidad que se cuide de la influenza.

Tres personas sanas, que no padecían de factores de riesgo, fallecieron víctimas de la gripe A(H1N1), confirmó el Ministerio de Salud.

El hecho ha tomado por sorpresa al gobierno y su estrategia para combatir la crisis, que se ha estado centrando exclusivamente en los grupos de interés, entre ellos menores de cuatro años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

En lo dos últimos días se registraron dos nuevas defunciones, una corresponde a la región metropolitana y otra a la región de Panamá Oeste, donde no había registro de muertes de este tipo, informó Itza Barahona, directora general de Salud del Minsa.

VACUNAS PARA INMUNIZAR

  • Cubren tres virus: A(H1N1), A(H3N2) y el virus de influenza tipo B.
  • La CSS habilitó en horario de 7 a.m. a 3 p.m. para el 11 y 12 de junio tres clínicas: Joaquín J. Vallarino, Juan Diaz, Manuel Ferrer Valdés, Calle 25-Calidonia y Manuel Ma. Valdés (San Miguelito).

Con respecto a las 12 defunciones, Lourdes García, jefa nacional de epidemiología de la Caja de Seguro Social (CSS), detalló que un 50% corresponde a personas con 60 años o más y con algún factor de riesgo como leucemia, lupus, insuficiencia cardíaca y diabetes.

De estos casos ocho se han registrado en la CSS, un caso en el Hospital Santo Tomás, otro en el Hospital Luis Chicho Fábrega y otro caso en una clínica privada.

El otro 50% corresponde a personas entre 23 y 82 años que no presentaban factores de riesgo.

Las personas fallecidas provenían de la provincia de Coclé (1), Colón (1), Panamá Oeste (1), de la región metropolitana (5) y del distrito de San Miguelito (4).

COMPORTAMIENTO INUSUAL

Las autoridades de salud señalaron que el virus de la influenza A(H1N1) que está causando las muertes es el mismo de la pandemia que llegó a Panamá en 2009, pero este año se ha detectado una situación irregular: el virus tiene un rápido agravamiento y hay rapidez de defunciones en los casos, señaló la doctora García.

En los últimos dos días han ingresado 62 pacientes a los hospitales del sistema de salud pública y privada del país, por cuadros de gripe, de los cuales tres están en cuidados intensivos y 59 hospitalizados, informaron las autoridades de salud.

Con el nuevo reporte, el Minsa registra 547 hospitalizados, de los cuales 213 se encuentran en hospitales públicos, 314, en la CSS, y el resto en centros médicos privados.

La epidemióloga García indica que están hospitalizando a todos los pacientes que llegan a las instalaciones de salud con una infección respiratoria aguda grave. Entre enero y los primeros días de junio de 2016 se han reportado 189 casos de influenza A(H1N1).

El conteo de gripe como tal no ha superado los índices epidemiológicos, pero el Sistema de Vigilancia Epidemiológica está investigando algunos casos como la muerte de una menor de Coclé y de un hombre de 36 años residente en San Miguelito, debido a que no presentaban complicaciones o enfermedades crónicas.

Sobre estos casos García explicó que ‘eso depende del sistema inmunológico de cada ser humano, la respuesta inmunitaria de cada uno de nosotros es diferente'. Se investiga para determinar por qué se está dando este comportamiento inusual y rápido comparado con el de 2009, agregó la epidemióloga.

REFUERZAN PREVENCIÓN

El gobierno logró ayer poner en línea el pedido de un millón de vacunas más en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para cubrir los grupos ampliados. Esta compra se suma a las 950 mil vacunas ya distribuidas y que fueron adquiridas por $3.7 millones. De estas 950 mil vacunas sólo quedan 250 pendientes de uso.

Las autoridades de salud piden a la ciudadanía aplicar las medidas preventivas contra el virus de la influenza como lavarse las manos, taparse la nariz y la boca al estornudar y toser, preferiblemente con un pañuelo desechable o con la parte interna de la camisa y evitar saludar de besos y abrazos, e implementar el autoaislamiento una vez tenga síntomas del virus gripal.