Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

Se reactivan protestas contra Barro Blanco

Este sábado, movimientos indígenas y simpatizantes se manifestaron contra la hidroeléctrica

Se reactivan protestas contra Barro Blanco
En el marco de las protestas, los indígenas paralizaron el tránsito en la Plaza 5 de mayo, en exigencia de la liberación de presos.

Diecisiete personas fueron retenidas durante varias horas tras manifestaciones este sábado en el Parque Urracá y Las Garzas de Pacora, en defensa del río Tabasará, sobre el cual construyó la empresa Generadora del Istmo construyó la aún paralizada hidroeléctrica Barro Blanco.

Las acciones que abarcaron marchas pacíficas, protesta con pancartas hasta cierre de calles, estuvieron a cargo de una veintena de indígenas y opositores al proyecto hidroeléctrico.

Las protestas empezaron a las 5:00 a.m. en Las Garzas de Pacora, Arraiján, La Gran Estación, Iglesia del Carmen y el Parque Urracá. Así como en el puente vehícular de Santiago, Veraguas, el tránsito vehicular fue bloqueado sobre el puente de río Gualaquita, Norteño y Valle de Agua, en Chiriquí Grande, Bocas del Toro y las cuatro vías que conducen Tolé y a la presa de Barro Blanco.

Al cierre de esta edición se anunciaron movimientos indígenas en Cerro Punta, Viguí, Barú, Volcán y Sixaola, todas para el cese total del proyecto.

Ricardo Miranda, presidente del Consejo Nacional de la Juventud Ngäbe de Panamá, aseguró que se seguirán realizando acciones hasta que se cancele el proyecto. ‘No estamos pidiendo diálogo, queremos la cancelación total del proyecto, para tener un Tabasará libre', afirmó.

Entre los grupos que apoyaron las medidas de ayer, están el Victoriano Lorenzo, Sociedad Civil Ngäbe-Buglé y el Consejo Nacional de la Juventud Ngäbe de Panamá, Kolectivo, además un grupo de jóvenes residentes en la ciudad capital.

También el Movimiento 10 de abril (M-10) e indígenas de las comarca Guna Yala y Emberá Wounaan mostraron su respaldo.

Yuri Pitti, una de las jóvenes que participó en la protesta pacífica en el parque Urracá y que fue detenida, denunció que ‘la corrupción en la gestión ambiental y el abuso de las fuentes hídricas, no solo está poniendo en peligro a etnias como la ngäbe, sino amenazando la seguridad alimentaria e hídrica de todos los panameños, en especial de las nuevas generaciones'.

Ante los hechos ocurridos, Magaly Castillo, presidenta de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, indicó que en una reunión de la Asamblea de Acción Ciudadana, ayer, se formularon recomendaciones al Gobierno Nacional sobre cómo atender la crisis.

El grupo exigen a la Defensoría del Pueblo que solicite de manera urgente que se cancele el llenado de la represa de Barro Blanco, se evalúen los daños ambientales y sociales, y se reanude el diálogo.

También exigen a las autoridades una investigación ‘exhaustiva' del desalojo el 23 de mayo pasado, realizado por la policía en las cercanías del Tabasará, diligencia en la que se destruyeron propiedades, hubo detenciones ilegales y bienes extraviados.

==========

EL PROYECTO

El proyecto abarca una inversión de $140 millones, de acuerdo con la empresa.

El país cuenta con una capacidad instalada de 2,746.21 MW; es decir, que Barro Blanco solo aportaría el 2% de esa producción.

El 70% de la inversión de Barro Blanco fue financiada por el Banco Centro Americano de Integración Económica (BCIE), el Banco de Desarrollo de Holanda (FMO) y el Banco de Desarrollo de Alemania (DEG).