24 de Sep de 2021

Nacional

Magistrados y médicos visitarán Punta Coco

Cárcel insular

Magistrados y médicos visitarán Punta Coco
Magistrados y médicos visitarían la cárcel de máxima seguridad mañana lunes 24 de octubre.

El tema de la cárcel insular Punta Coco preocupa a varias dependencias del Estado.

Según datos extraoficiales, los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) visitarán el penal de máxima seguridad de Punta Coco en compañía de médicos del Instituto de Medicina Legal mañana lunes 24 de octubre.

La visita de los magistrados de la CSJ tiene como objetivo obtener información para resolver un recurso de ‘Habeas Corpus' presentado por los abogados Félix Paz y Carlos Herrera Morán, el pasado viernes 16 de septiembre de 2016, a favor de los detenidos Camargo Clarke, Carlos Mosquera, Azael Ramos y Héctor Moisés Murillo.

Los reos fueron trasladados a la cárcel de Punta Coco, en el Pacífico panameño, días después de que una balacera en el barrio en El Chorrillo acabara con la vida de dos niñas de trece y diecisiete años, y dejara a cuatro personas más heridas.

VISITA

A cárcel insular de Punta Coco en Isla del Rey

La visita de los magistrados de la CSJ tiene como objetivo obtener información para resolver un recurso de ‘Habeas Corpus'.

Están en la prisión Clarke Camargo, Carlos Mosquera, Azael Ramos y Héctor Moisés Murillo.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, confirmó el aislamiento de los presos y aseguró que ese penal continuará funcionando para albergar a los que atenten contra la paz de los ciudadanos y el Estado. La medida busca controlar a quienes ‘sigan dirigiendo su tráfico de drogas y la ejecución de gente inocente', desde los centros de confinamiento, señaló el mandatario.

‘Es una decisión tomada. Esa cárcel se construyó durante mi gestión de Gobierno y se va a mantener abierta', sostuvo en un acto oficial el presidente.

En marzo, el Gobierno sacó de Punta Coco a seis reos de máxima peligrosidad, líderes de pandillas, porque las características de la cárcel insular fueron objetadas por la CIDH, que pidió la adopción de ‘medidas que hagan cesar la situación de aislamiento'.

En 2015, un grupo de expertos de la ONU había pedido al Gobierno que no trasladara más reos a esa prisión por sus condiciones extremadamente duras.

La ONU encontró que el centro penitenciario reunía condiciones inadecuadas, como mala ventilación, ingesta de agua salobre y aislamiento. Algunas de las consideraciones fueron atendidas y se mejoró la situación de los reos.