Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Nacional

Síntomas de depresión y precariedad laboral

Aumenta la violencia en el distrito de Panamá, según informe del Observatorio Ciudadano

Síntomas de depresión y precariedad laboral
Síntomas de depresión y precariedad laboral

El secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Antonio Pardo, advertía en el 2014 que no es la pobreza la que está provocando violencia, ‘es el sentimiento de injusticia y desigualdad reflejándose no solo en la violencia organizada, de pandillas o el narcotráfico, sino en el tejido social'.

Y Panamá refleja la ruptura del tejido social en sus cifras, mostrando los números de una sociedad ‘estresada' y ‘deprimida'.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), a través de su Observatorio de Seguridad Ciudadana (OSC), publicó un informe sobre faltas administrativas en el distrito de Panamá.

Entre 2014 y 2015, se presenta un aumento del 6% de la emisión de boletas en las corregidurías del distrito de Panamá. La mayor concentración se da en los corregimientos de Juan Díaz, 24 de Diciembre, Tocumen, Pedregal, Pacora y Chilibre.

De acuerdo con el tipo de boleta, las de citación son las que más se han emitido en los años de estudio. Le siguen otras en menor medida, que se relacionan con pensiones alimenticias, preventivas, capturas, condenas, lanzamientos y libertad.

En los Juzgados Nocturnos, los mayores casos son los de violencia doméstica, riñas y escándalos en vía pública, hurto, alteración del orden público, toque de queda/ menor de edad, agresión física e irrespeto a la autoridad, entre otras expresiones de convivencia.

Sobre los casos de violencia doméstica, el informe reveló que los corregimientos de Pacora, Tocumen y 24 de Diciembre se ubican entre 10% a 26% de totalidad de casos y más del 50% de los casos tienen como puerta de entrada las corregidurías. Siguen las instancias policiales, fiscalías y por último, los centros de recepción de denuncias.

La situación intenta explicarla el sociólogo Marco Gandásegui, quien define las cifras como síntomas de una población que sufre las consecuencias de la precarización laboral y la depresión.

‘LA PRECARIEDAD LABORAL AUMENTA LAS CIFRAS DE VIOLENCIA EN GENERAL. EL 50% DE LOS PANAMEÑOS NO TIENE EMPLEO ESTABLE',

MARCO GANDÁSEGUI

SOCIÓLOGO

Según el tipo de procesos correccionales, el informe destaca aquellos relacionados con riñas y escándalos entre el 12% y 19%; alteración del orden público 7% al 16%; libar licor en la vía pública 7% al 13%, no portar cédula 8% al 11%, agresiones 3% a 7%.

Por su parte, las lesiones reflejan un aumento considerable al 30 de abril de 2016.

Que las zonas más conflictivas sean donde se ubica la mayor cantidad de población y las personas que más horas están fuera de su hogar, no es extraño, así lo advierte Gandásegui, quien recuerda que hace décadas que se asocia la violencia social y doméstica con los problemas económicos. En el caso de los residentes de la ciudad, todo se vincula con la posibilidad de tener estabilidad laboral.

‘A menos seguridad de conseguir un trabajo, mayor es la delincuencia', observa Gandásegui.

Según la Contraloría General de la República, el número de trabajadores por cuenta propia se incrementó en 25,717 personas de marzo 2015 al mismo mes de 2016.

Las cifras de la Contraloría arrojan que en el mercado laboral panameño se generan más empleos informales que formales. De marzo de 2015 a marzo 2016, se produjeron 25,717 nuevos empleos informales, mientras que el empleo formal (empleados) se redujo en 5,512 personas.

El sociólogo considera, además, que después de la invasión del 20 de diciembre de 1989 ‘las políticas públicas han hecho que desaparezca la producción nacional, y todo lo importamos'.

A esta situación se le suma ‘el trabajo precario, por debajo del salario mínimo o el trabajo informal que desde hace años se incrementa', explica el sociólogo.

Por su parte, Alexander Alleyne, coordinador del Observatorio de Seguridad Ciudadana, señala que las cifras expuestas en el informe constituyen una herramienta valiosa para la interpretación y descripción de la violencia en el distrito de Panamá.