Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Nacional

Un pacto entre alcaldes para mitigar cambio climático

En septiembre, las autoridades locales firmaron un pacto para trabajar en conjunto con la meta de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

El área metropolitana del Pacífico panameño es una de las mayores productoras de contaminación per cápita de América Latina.

De acuerdo con cálculos del Banco de Desarrollo Intermaericano (BID), esta zona, que comprende los distritos de Panamá, San Miguelito, Arraiján y La Chorrera, produce anualmente 8 millones 185 mil 797 toneladas de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global.

Esto implica unas 4.9 toneladas de gases de efecto invernadero por cada uno del millón 946 mil 874 de habitantes de la zona (cifras de la Contraloría General de la República al 1 de julio de 2016).

Aunque, al día de hoy, la mitad de la población del país reside en estos cuatro municipios (y en el de Colón, en la costa atlántica), la concentración humana sigue incrementándose cada año, por lo que se calcula que las emisiones de gases de efecto invernadero irán en aumento hasta llegar a las siete toneladas per cápita en el año 2050, si no se toman las medidas necesarias.

REUNIÓN DE ALCALDES

Para revertir estos oscuros nubarrones, los alcaldes de los cuatro municipios panameños, junto con el de Colón, se han sumado a la iniciativa C40, una red de apoyo a ciudades comprometidas a combatir el cambio climático.

Inicialmente, Colón no estaba incluido en el proyecto, por lo que no fue tomado en cuenta para el cálculo hecho por el BID sobre las emisiones.

Equipos técnicos de las cinco alcaldías se están reuniendo periódicamente desde hace unos meses para compartir experiencias e iniciar una mesa de diálogo que permita elaborar en conjunto una propuesta para manejar las dos fuentes básicas de las emisiones: el transporte y los desechos sólidos.

Este martes tuvo lugar una de estas reuniones en la que se plantearon los problemas que enfrentan y los proyectos que adelantan para mitigar las emisiones.

REDUCCIÓN DE EMISIONES

Los estudios han permitido conocer que la disminución de las emisiones es posible con el cambio de rutina de los habitantes de la urbe.

‘Los capitalinos usan el automóvil para hacer recorridos de dos kilómetros, una distancia que perfectamente se puede caminar o recorrer en metro', indicó el alcalde José Blandón.

Otras medidas que se intentan implementar dentro del proyecto Revitalización Urbana son incentivar el uso del transporte colectivo y establecer los primeros kilómetros de una ciclo ruta permanente por donde los habitantes de la ciudad podrán caminar o movilizarse en bicicleta.

El proyecto también contempla intervenir parte de la vía España, toda la avenida Justo Arosemena, la avenida Ecuador y la Peatonal.

La propuesta de Blandón contempla que el sistema de recolección de desechos sólidos pase a la estructura municipal, así como establecer una estructura metropolitana para manejar el transporte público.

El plan de la Secretaría del Metro de Panamá, indicó el alcalde, incluye la creación de la Autoridad Metropolitana de Movilidad, pero el Gobierno central todavía no ha dado pasos concretos para empezar a despojarse de esas competencias.

Este tipo de estructuras ya existen en países de Suramérica, como Ecuador y Colombia, alega.

La mayor preocupación de los otros cuatro municipios es el manejo de los desechos sólidos. El alcalde de Colón, Federico Policani, explicó que en este distrito se recogen diariamente 200 toneladas de basura que son depositadas en un vertedero que data de hace 50 años.

Policani reconoció que el vertedero colapsó y que en enero, con el apoyo de la embajada Británica en Panamá, se iniciará un estudio para mejorar el sistema. En total, la inversión de un nuevo vertedero ronda los $7 millones.

El alcalde, además, indicó que adelanta un proyecto para separar los desechos con la finalidad de implementar programas de reciclaje.

De acuerdo con cálculos del alcalde Policani, se podrán reducir 75 mil toneladas de desechos a corto plazo y 657 mil para el 2025.

En La Chorrera también se enfrenta el problema de una mala gestión de los desechos sólidos y las autoridades lo reconocen. El alcalde de este municipio, Tomás Velásquez, no acudió al conversatorio el pasado martes, pero estuvo representado por Enrique Osorio, quien dijo que el manejo inadecuado de los desechos sólidos es el principal emisor de gases tóxicos en esta zona.

La construcción de un relleno sanitario, indicó, ha tenido varios contratiempos, pues la empresa que desarrolla la obra no estaba cumpliendo con normas ambientales relacionadas con este tipo de obra.

En San Miguelito, la situación de la mala gestión de desechos se repite.

El alcalde Gerald Cumberbatch reveló que ha sumado a la sociedad civil organizada para mejorar esta situación y habló de la creación de un centro para la disposición correcta de los desechos.

Todas las acciones tienen fecha de cumplimiento.