Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Nacional

Arzobispo Ulloa reclama solidaridad con los inmigrantes

José D. Ulloa, recordó este domingo de Navidad la obligada solidaridad de ‘buenos cristianos' con quienes emigran al istmo

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, ofreció una misa en la iglesia San Francisco de Asis de San Felipe donde instó a ‘los verdaderos cristianos' a tomar en cuenta las condiciones de vida de los inmigrantes y ‘actuar de forma solidaria con los que llegan al país.

‘Debemos ser solidarios con los migrantes. En el pasado a los panameños también nos tocó dejar a nuestros afectos por distintas crisis',

JOSÉ DOMINGO ULLOA,

ARZOBISPO.

A la vez recordó a los feligreses que muchos de los que se aventuran a dejar su tierra natal en busca de mejores condiciones de vida, ‘no toman está decisión de forma voluntaria, más bien de manera forzosa ante situaciones de crisis que todos conocemos", señaló la máxima autoridad católica en Panamá.

Ulloa invitó a los panameños a ‘ser solidarios', tras recordar que muchos compatriotas también se han visto obligados a emigrar por distintos factores, lo que, según el arzobispo Ulloa, debe recordarse al momento de tratar en lo cotidiano a una persona que ha dejado atrás sus afectos.

Quienes llegan al país, ya sea de paso o para quedarse, merecen trato de ‘hermanos', recalcó el prelado, que pidió consideración ante las situaciones de necesidad en la que se encuentran estos grupos.

El llamado de José Domingo Ulloa, llega a cinco días de finalizar 2016, un año marcado por una grave crisis migratoria regional y mundial, en la que Panamá comprometió su apoyo humanitario a emigrantes de Cuba, Haití, África y Siria.

Durante su llamado de ‘fraternidad' con los emigrantes, Ulloa mostró su preocupación ante un fenómeno que no solo toca a Panamá, sino también al resto de América y Europa.

SOBRE LA CRISIS

Panamá ha dado por superada la crisis de emigrantes irregulares de haitianos y otras nacionalidades que ingresaban al territorio nacional por Darién, en tránsito hacia los Estados Unidos.

Alexis Bethancourt, ministro de Seguridad Pública, explicó que con la partida de los últimos emigrantes haitianos que se encontraban en Darién, se ha normalizado la situación en la provincia.

Las autoridades panameñas procederán con el cierre de la Estación Temporal Humanitaria (ETAH), que se había instalado en el sector de Nicanor con capacidad para 1,500 personas, por considerarse que la instalación ya no es necesaria.

En 2016, Panamá registró más de 27 mil emigrantes irregulares en la zona fronteriza, en tránsito hacia países del norte, con diferentes nacionalidades, incluyendo haitianos, cubanos y extracontinentales.