Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Nacional

Panamá perderá $1.5 millones en vacunas

Unas 450 mil dosis de vacunas tenían fecha de vencimiento el 31 de diciembre, no fueron aplicadas y deberán descartarse

Este año el Estado panameño perderá $1.5 millones en concepto de vacunas contra la influenza, debido a que las dosis no fueron aplicadas antes del 31 de diciembre, fecha en que expiraron.

Esta suma de dinero representa unas 450 mil dosis que no fueron aplicadas antes de su fecha de expiración, a pesar de que eran dosis gratuitas para toda la población.

No se completó la aplicación de las vacunas adquiridas, a pesar de las constantes jornadas de vacunación que desarrolló el Ministerio de Salud (Minsa ) junto a la Caja del Seguro Social (CSS) en los diferentes hospitales y centros del salud, las cuales hizo extensivas a algunos planteles escolares e incluso centros comerciales del país, al momento que estalló el brote de gripe.

‘TODOS LOS AÑOS, SE PIERDEN ENTRE 300 MIL Y 400 MIL DOSIS DE VACUNAS',

MIGUEL MAYO

MINISTRO DE SALUD

El año pasado, el gobierno adquirió 2.5 millones de vacunas, cada una a un costo individual de $3.40. La totalidad de las vacunas adquiridas por las autoridades de salud requirieron una inversión de $8.5 millones.

Aunque las vacunas llegaron a Panamá en momentos diferentes, todas estas dosis fueron adquiridas a inicios del 2016 a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las vacunas son parte de los programas de vacunación y prevención de enfermedades que desarrollan de manera conjunta el Minsa y la CSS.

Las jornadas de vacunación se desarrollan para mantener protegida a la población ante el surgimiento de brotes de enfermedades emergentes o de temporada.

Miguel Mayo, ministro de Salud, explicó a La Estrella de Panamá que a pesar de la pérdida de dosis el año pasado, se logró vacunar al 63% de la población panameña, gracias a las constantes jornadas de vacunaciones, lo cual es una cifra récord.

Tanto es así que la OMS le ha solicitado a Panamá presentar un informe pormenorizado de la campaña, pues consideran que es un logro significativo el porcentaje de la población que fue cubierta con este procedimiento .

Según reportes del Minsa, en 2016 se registraron 62 víctimas fatales y al menos 4,150 pacientes que fueron afectados con el virus de la influenza.

El titular de salud hizo un llamado a la población para que en el 2017, no solo se apliquen la vacuna contra el AH1N1, sino también el resto de las vacunas disponibles en la institución, con el fin de evitar más víctimas de las que se reportaron el año anterior.

En el 2015 se adquirió un millón de vacunas, de esta cifra solo se le aplicaron 600 mil dosis y se desperdiciaron 400 mil vacunas, lo cual representó una pérdida de $1.4 millones.

De acuerdo con el titular del Minsa, todos los años en la entidad se pierden entre 300 mil a 400 mil dosis.