Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

La sociedad panameña se abre al debate sobre el respeto a la diversidad

La unión civil entre personas del mismo sexo en Panamá aún no es una realidad, pero ya es una discusión instalada entre los panameños

La sociedad panameña se abre al debate sobre el respeto a la diversidad
La sociedad panameña se abre al debate sobre el respeto a la diversidad

Tema superado en una treintena de países, sin mayores repercusiones en las tasas de natalidad, la unión civil entre personas del mismo sexo es motivo de “alerta” entre sectores conservadores en Panamá, quienes argumentan que es “antinatural y atenta contra la moral, las buenas costumbres y los designios de Dios”.

A pesar de esas posiciones, en distintos sectores legales y académicos se ha abierto discusiones sobre el tema.

El viernes pasado la Universidad de Panamá realizó un conversatorio en la Biblioteca Interamericana Simón Bolívar llamado ¿ Es Panamá un país tolerante? donde docentes y escritores intercambiaron ideas entorno a la diversidad y el respeto a las diferencias.

En el encuentro participaron Olmedo García, decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá, la académica ganadora del Premio Ricardo Miró, Alondra Badano, Javier Stanziola y el escritor Luis Pulido Ritter.

Algunas plataformas ya han comenzado a exponer los rostros de “la desigualdad”, una de estas es ClaraMente, un medio digital que según palabras de sus creadores Mauricio Valenzuela y Hugo Vera se dedica a promover el debate en Panamá.

Su último video “Somos iguales y punto” expone las dificultades que pasan las personas homosexuales, lesbianas, transgénero por no contar con los mismos derechos civiles al tener una pareja.

“A mi me echaron del trabajo”, dice un hombre de unos 35 años. “A mi me violaron para corregirme”, señala una mujer que se identifica como lesbiana. “A mi no me permitieron estar con mi pareja en su lechod e muerte” dice un hombre corpulento y moreno.

El video lo cierra el rostro de la actriz, Miroslava Morales con la frase, “es hora de que Panamá avance, todos somos iguales y punto”.

El debate continuará el próximo martes 16 de mayo con un debate entre partes contrapuestas por parte de los abogados Adolfo Linares y Wyznick Ortega en el auditorio Tomás Clavel del Colegio Nacional de Abogados.

Linares ha expuesto en varios medios de comunicación que la unión civil de parejas del mismo sexo es un derecho civil, “y que cuando el Estado define política públicas no debe hacerlo influenciado por normas o religiones. Una cosa es la unión civil y otra la unión religiosa”, señaló.

Y agregó que Panamá debe aspirar a ser un país donde se vive sin discriminación y en condiciones adecuadas en un Estado de derecho, “está demostrado que las sociedad crecen y se nutren con la diversidad”.

Por su parte Ortega, se ha manifestado abiertamente en sus redes sociales contra de la unión civil entre personas del mismo sexo y como una ferviente militante contra la llamada “ideología de género y la ley N°61 de educación sexual”.

El debate prospera a la par de las ya dos demandas por inconstitucionalidad del artículo 26 del Código de la Familia, que establece el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer .

El segundo recurso, que fue presentado el 24 de marzo, refuerza otro, pendiente de fallo, interpuesto en octubre de 2016, con el mismo propósito.