Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Nacional

La violencia, el talón de Aquiles de Varela

Expertos en materia de seguridad aseguran que programas como Barrios Seguros, no dan resultados

La violencia, el talón de Aquiles de Varela
La Policía Nacional reveló ayer que mantenía operativos en la ciudad.

Todavía no ha sido superado el momento de pánico que vivió la población por el asesinato de Tatiana Lorenzo Boyd en el Hospital de Punta Pacífica, cuando se suceden una serie de asaltos a plena luz del día que ponen en entredicho la política de seguridad del gobierno.

La delincuencia ha llegado a un punto que no perdona hora ni hora para sus fechorías. Ayer domingo, un miembro de una familia de empresarios reconocida fue víctima de la ola de asaltos. El hecho se registró a las 12:30 del mediodía. ‘Acaban de robarle a mi hijo en Novey de Costa del Este. Se iba a montar al carro cuando un tipo con pistola lo apunta y lo amenaza para robarle su reloj (un Rolex)'  se informó.

Según se detalla, el asaltante se montó en un motocicleta conducida por otra persona. ‘El tipo para variar acento extranjero, hasta cuando con esto y las autoridades no hacen nada, reclamó un miembro de la familia. Los motorizados se escaparon por el Corredor Sur. Coincidentemente un modus operandi similar a la manera en que se dieron los hechos que le cobraron la vida a Tatiana Lorenzo Boyd.

‘Las cárceles son universidades del crimen que solo sirven crear delincuentes'

GILBERTO TORO,

INVESTIGADOR SOCIAL.

Lo más grave es que al momento que se presentaron ante las autoridades a presentar la denuncia, la respuesta fue que no había sistema y no podían recibirla.

También ayer en horas de la tarde en San Francisco, calle 73, detrás del Parque Omar, se registró un homicidio, le dispararon a un individuo desde un vehículo en marcha.

OTRO ASALTO EN PLENO DÍA

Ayer mismo, se divulgó a través de las redes sociales un asalto en un local en San Francisco.

Según su relato, dos sujetos, a uno de los cuales, le pudo escuchar acento venezolano entraron armados y fueron puesto en puesto despojando a los comensales de sus relojes y demás pertenencias de valor.

Todo fue ‘muy rápido' y después del hecho, los asaltantes se escaparon en una motocicleta.

FALTA DE COHERENCIA

Analistas como el catedrático, Miguel Antonio Bernal, opinan que estos hechos simplemente dejan en evidencia que el Gobierno no cuenta con una política de seguridad efectiva que permita una lucha frontal contra la delincuencia.

Recuerda que nada más el hecho de que se haya cambiado al ministro de Seguridad y al de Gobierno, con esto los planes de seguridad, dejan en evidencia la falta de coherencia.

Cuestionó además el hecho de que el presidente esté amenazando a los delincuentes, deja mucho que pensar, pues son advertencias que no se concretan.

Jaime Abad, quien fuera director de la Policía Técnica Judicial (PTJ) aseguró que se requiere de parte del gobierno medidas radicales para el combate a acciones delictivas como el sicariato y otros que mantienen atemorizada a la población.

Indicó que este caso, se requiere un poco más de voluntad política para lograr de manera efectiva la lucha contra estos delincuentes.

Severino Mejía experto en temas de seguridad, asegura que hay que diseñar políticas integrales que incluyan la resocialización como parte del los programas. Los recursos de programas como Barrios Seguros está ‘cayendo en saco roto', dijo.

Gilberto Toro, investigador social, dice que programas como Barrios Seguros ‘son muy débiles' y se necesita un verdadero trabajo de resocialización. Ambos coinciden en que las cárceles solo están creando más criminales.

VARELA SE DEFIENDE

El presidente, Juan Carlos Varela, en su último informe a la nación alegó que en su gestión, se ha logrado disminuir la taza de homicidios. Al inicio de su mandato habían 17 por cada 100 mil habitantes y que ahora están en 9 por cada 100 mil. Igualmente señaló 48 pandillas han sido ‘judicializadas' y se han recuperado más 3,700 armas de fuego. 1,100 pandilleros han sido puestos a órdenes del Ministerio Público.

Aunque el mandatario reconoció que hay hechos aislados que se dan en su mayoría producto de rencillas.