Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Nacional

Hurto de energía provocó incendio en Colón

ENSA reparaba el daño causado a la red eléctrica por una sola persona

En días pasados el Cuerpo de Bomberos de Panamá reportó a ENSA que un cable en el techo de una residencia en la barriada Santa Rita de Sabanitas, provincia de Colón, se estaba quemando. Cuando las cuadrillas llegaron al lugar encontraron que este cable pertenecía a un usuario que estaba conectado de manera ilegal y para evitar un accidente eléctrico tuvieron que desconectar la energía en el área, dejando sin servicio a 6,570 clientes, quienes permanecieron sin suministro por espacio de una hora, mientras ENSA reparaba el daño causado a la red eléctrica por una sola persona.

Cuando los usuarios consumen energía eléctrica sin pagarla, cometen un delito sancionado por ley, y ponen a su familia y vecinos en riesgo. Las conexiones improvisadas para hurtar electricidad producen una sobrecarga a la red de distribución, lo que ocasiona fluctuaciones de voltaje, apagones y accidentes eléctricos como en el caso antes expuesto, afectando la calidad de vida de las familias que residen alrededor y que sí cumplen con su deber ciudadano de pagar por los servicios.

La distribuidora de energía no solo pone a disposición los canales para reportar el hurto, sino que ofrece múltiples soluciones para asegurar que los clientes puedan hacerle frente a su cuenta mensual:  los clientes pueden pagar su factura de luz a través de abonos parciales antes de la fecha de vencimiento, una opción flexible y adaptada a la capacidad de pago de cada uno; ENSA también entrega a los clientes la Guía de Consumo por Artefacto Eléctrico impresa y ha desarrollado una calculadora de consumo en la página web Toma el Control de tu Energía, la que permite estimar el consumo de los aparatos eléctricos de acuerdo a los que cada cliente posee y el uso que les dé en el hogar, entre otros consejos de ahorro y campañas para evitar recargos.

ENSA exhorta a todos sus clientes a usar de manera eficiente la energía y a evitar conectarse a redes inseguras, ya que está comprobado que las mismas ponen en peligro su vida y las de sus vecinos, además de afectar la calidad y confiabilidad del servicio.