Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Nacional

Panamá, un reflejo de África central

Panamá se parecería a África Central, y de cierta manera, la ciudad de Panamá podría asimilarse a la capital de un país de África central, la de Kinshasa en República Democrática del Congo

Panamá, un reflejo de África central
Avenida Balboda, ciudad de Panamá.

Por una parte, esa semejanza se puede notar por el clima. Al llegar al aeropuerto internacional de Tocumen o de Njili en Kinshasa, está inmediatamente confrontada al peso del calor y de la humedad, algunas veces. En efecto, hace mucho calor todo el año en ambas ciudades pertenecientes a dos regiones diferentes del mundo, donde el clima es tropical.

Pero aunque tengan el mismo clima, sus temporadas bien definidas, la seca y la lluviosa, no tienen lugar al mismo momento durante el año.

En Panamá, de Enero a Abril la estación seca se manifiesta por una humedad y un calor menos imperante que durante la estación lluviosa. Durante la estación de lluvia que se desarrolla de Mayo a Noviembre-Diciembre, suele tronar y llover abundantemente por la tarde casi todos los días mientras que las mañanas suelen ser soleadas. Además, la humedad es bastante pesada.

Al contrario de Panamá, el clima de Kinshasa es caliente y lluvioso de Octubre a Mayo, agradable de Junio a Septiembre durante la estación seca. En periodo de lluvias, las temperaturas máximas son de 30-35° hasta 40° y no suelen bajar bajo los 20°. La humedad varia y en general es más fuerte de noche y que de día en una misma jornada.

Según Sr MBUYI Oscar, experto en la Agencia nacional de meteorología y teledetección por satélite, la temporada seca empieza al rededor del fin del mes actual debido a la perturbación del cambio climático. “En general, el periodo seco empieza entre los 21 y 28 de Mayo, y antes de esta fecha hay una fuerte perturbación atmosférica sobre la ciudad de Kinshasa y sobre una gran parte de la República Democrática del Congo”.

Sin embargo, durante el periodo seco, en esa capital hace frio y hay mayor riesgo de padecer resfriado, tos y otras enfermedades. Los niños de menos de diez años son los más vulnerables debido a la fragilidad de su organismo.

Debido al clima, en las calles de Kinshasa se pueden observar estantes repletos de suéteres, tejidos, mantas, e incluso mechones de cabello que las mujeres suelen comprar para trenzarse y así evitar el frío en su cabeza.

Por otra parte, el paisaje al rededor del cual desarrolla la vida cotidiana de esas dos capitales se parece bastante. En Panamá, se evidencia la presencia de inmensos árboles tropicales de hojas grandes que rodean las enormes edificaciones de concreto. Lo mismo ocurre en Kinshasa. Además, desde lejos la vista de San Miguelito donde las casas casi cubiertas por la vegetación alrededor dan la impresión estar unas encima de las otras, alude la vista de algunos barrios de Kinshasa que pinta ese mismo paisaje.

Caminando a lo largo de las calles, la gente se encuentra directamente rodeada por palmeras reales, árboles frutales como aguacates, plataneros, manzanos, árboles de papayas..., o árboles típicos de color como guayacán en el Cancrejo, y hojas de monstera delicios o de yuca igualmente.

Luego, recorriendo los barrios de esa capital se nota que la apariencia de los lugares es similar a los de la capital congoleña. Se observa el mismo estilo arquitectural tropical y antiguo en todos los barrios por ciertas viviendas, edificios o tiendas. Los barrios emiten bastante color porque las paredes de los lugares y muchos edificios son de varios colores vivos como amarillo, naranja, verde, rojo..., sobre los cuales transparentan los efectos de la humedad.

Hay muchos bares-restaurantes folclóricos con buena música que transfieran un ambiente y animan las calles los fines de semanas.

Además, en las calles se puede comprar todo tipo de cosa. Frente los centros comerciales, a lo largo de las aceras o bajos de los árboles para esconderse del sol, los vendedores ambulantes venden frutas, legumbres, bebidas, comida y otras cosas como accesorios. Se puede verles cocinar hamburguesas, brochetas de carne o pollo, empanadas y cualquier tipo de comida. Suelen aprovechar también de los momentos de tráfico circulando entre los coches, vendiendo platanitos, galletas, latas de soda, todo tipo de periódicos diarios o pues ciertos proponen limpiar las ventanas de los carros y otros servicios en favor de los chóferes.

La semejanza de Panamá con África central se podría reflejar a través de una parte de la población panameña y de sus costumbres. Los afropanameños son muy representativos de la cultura congoleña por los raíces. Según el estudio antropológico de la antropóloga estadounidense Sheila Walker, los antepasados de la población afropanameña provinieron del antiguo Reino Congo.Importante y respetado reino del XIV hasta XIX, millones de hombres salieron para estar reducidos como esclavos en Europa y América.

El 30 de Mayo desde la Ley 9 en 2000, se conmemora la cultura afropanameña, durante la cual se pone de manifiesto cultura congoleña a través de la comida con el plato por excelencia del Congo, fufú. Pero en general, la comida panameña se parece mucho a la comida africana central con los ingredientes como la yuca, el plátano, los frijoles rojos que se comen con arroz. Ademas, la carne y el pollo asado, y el pescado son tan esenciales en la cultura culinaria panameña como en la del Congo.

Por fin, ciertos rasgos naturales de las costumbres de la sociedad panameña son bastante similares. Así como es normal amamantar a su nene frente de la gente o comer con la mano en Congo o en cualquier país de África subsahariana, sin que este mal visto o sea extraño como en Europa, se puede ver en la calle o en cualquier lugar a una madre amamantar naturalmente o pues cuando se trata de comer pollo o pescado la gente suele comer con la mano en los restaurantes.