04 de Oct de 2022

Nacional

‘Motta es especialista en usar el poder para beneficiar su negocio'

José Isabel Blandón, un conocedor del tema energético, explica como opera el empresario Stanley Motta. En el caso de NG Power, el empresario intenta crear una percepción equivocada del proyecto, dice.

La carta que envío el empresario Stanley Motta al comentarista Juan Carlos Tapia rechazando que el gobierno busca favorecer un proyecto de gas natural en la que es socio minoritario genera polémica entre los conocedores del sector energético. Es un escándalo que tiene como punto central a la empresa Panamá NG Power y los obstáculos que ha experimentado para desarrollar un proyecto de gas natural.

José Isabel Blandón, experto del sector, se refirió a la comunicación asegurando que estaba llena de errores y, además, descontextualizada a propósito, para generar opiniones que partan del criterio de que el proyecto se otorgó durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli porque éste formaba parte del mismo. La información se desprende de Next TV.

‘Sus comentarios, además, de estar plagados de mentiras (...) denotan total desconocimiento sobre el funcionamiento del sector energético'

STANLEY MOTTA,

EMPRESARIO

‘Esa es la matriz de comunicación que la gente allegada a este grupo ha venido vendiendo', dijo Blandón, quien fue exdirector, exsubdirector y exdirector de finanzas del Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación (IRHE) y quien, además, formó parte de la junta directa de una empresa de energía, lo que le confiere autoridad para referirse con propiedad al tema.

Pero, según el experto, la historia es otra. Entre 2009 y 2010 el mercado eléctrico era un desastre. En la matriz de generación eléctrica habían empresas que especulaban en el mercado ocasional, lo que se trasladaba a las factura de los usuarios .

Martinelli, explicó, contrató las empresas al cien por ciento para evitar la especulación y decidió ampliar la matriz de generación para introducir nuevos tipos de energía, entre ellas, eólica y gas natural. El gobierno buscaba estabilizar y darle confiabilidad al sistema con 640 megawatts de energía y potencia firme. Así se tomaron una serie de medidas.

La mayoría de las empresas que se querían contratar no tenían gas natural. ‘Eran pocas las que tenían contratos. No había nada que impidiera que si participaba una empresa o no, se la ganara (la licitación)', lo que explicaría por que NG Power obtuvo la lictación en poco tiempo y siendo un solo oferente.

La carta del empresario tiene un error estructural porque no pone en contexto esta decisión, añade el especialista en energía.

Blandón cuestiona un párrafo de la misiva en el que el empresario pregunta por qué en la licitación más grande de energía, que se adjudicó NG Power, no participaron multinacionales de primer orden mundial. Al mismo tiempo, pone como ejemplo de competencia la licitación que se ganó Gas Natural Atlántico, donde es accionista, y participaron 26 empresas.

Blandón asegura no tener dudas de las habilidades y capacidades del empresario para los negocios, la razón por la que es multimillonario mientras otros son unos ‘limpios' (...) ‘Tiene negocios verticales con control absoluto'. Motta no puede refirse a competencia ‘porque su característica es el control absoluto del mercado (...) ¿Él hablando de competencia? (...)', se pregunta.

Pero, no se queda solo en palabras sino que pone como ejemplo el caso de Copa, que define como ‘la quinta esencia del monopolio', para quien se ha diseñado una política para proteger los intereses de la aerolínea, propiedad del empresario, pese a que sus tarifas no son las más económicas.

A juicio del analista lo que está en juego es una lucha de poderes económicos a través del control de la política. Blandón le recuerda a Motta que es especialista en usar el poder para beneficio de su negocio. ‘El ha sido el poder no solo en este gobierno sino a lo largo de la historia de este país', concluye.

Entre los accionistas de NG Power están Alfredo ‘Mello' Alemán y José Dapelo, entre otros.

LA CARTA DE MOTTA

La reacción de Blandón se produjo después de una misiva donde el empresario cuestionó al comentarista alegando que los señalamientos proferidos en su contra en ‘Lo Mejor del Boxeo' estaban plagados de mentiras y aduce que este tiene un total desconocimiento del sector eléctrico.

El comentarista ha denunciado que se ha estado saboteando el proyecto de gas natural NG Power, del cual es socio minoritario. La razón que encuentra es ‘por que les hace competencia a otra planta de gas natural donde uno de los accionistas es Stanley Motta', a quien se le considera uno de los mayores donantes de la campaña de Juan Carlos Varela.

Esta fue la expresión que desató la polémica. Motta aseguró que NG Power obtuvo su contrato en tres meses y que hubo un solo oferente. Tapia aseguró que la carta de Stanley Motta tiene "imprecisiones" que serán rebatidas en una respuesta de parte de NG Power.

Tapia concluyó que la diferencia entre la empresa en la que es accionista Motta y NG Power, donde Tapia tiene 1%, es una sola: ‘(A) nuestro presidente lo deportaron de este país de manera ilegal, inconstitucional, violando tratados internacionales y la constitución de la Tepública que protege a los panameños y a los extranjeros residentes en Panamá. Esa es la gran diferencia'.

Para Blandón, al suspenderse y demorarse el proyecto NG Power se le está haciendo daño a los usuarios que está pagando más por la energía y esto lo saben las autoridades.

ENERGÍA EN COLÓN

El auge del gas natural

En los próximos años, la provincia colonense podría ser más conocida por la producción de energía a base de gas natural que por la icónica Zona Libre.

La inversión multimillonaria de tres proyectos, de empresas distintas, generará -una vez todas entren en funcionamiento- más de 1,300 MW para el país y con posibilidad de vender a naciones vecinas.

‘Mientras él (Stanley Motta) y todos sus accionistas están felices en Panamá, el presidente y mayor accionista de la empresa eléctrica fue deportado'

JUAN CARLOS TAPIA,

COMENTARISTA

Panamá PN Power, asociada con el grupo asiático Shangai Electric Power, tiene una licencia por 40 años con capacidad de 640MW. La inversión supera los $800 millones y la norteamericana General Eléctric será su primer suplidor del producto, así como las turbinas que empleará el proyecto.

Panamá NG Power seleccionó una ubicación próxima al Canal de Panamá, para facilitar el acceso de las navieras globales y regionales de gas natural, y para la futura terminal de regasificación en perspectiva. En el futuro se podrá abastecer a los barcos con este combustible.

El segundo desarrollo, próximo a arrancar en 2018, es de la empresa AES, que producirá 380MW en la planta de gas en Colón. Esta empresa comparte sociedad con el Grupo Motta y su inversión se calcula en $1,150 millones. Aunado a esto, la empresa produce 72 megavatios en una termoeléctrica en Colón.

Un tercer proyecto de inversión se ubica en Puerto Pilón, Colón, y está a cargo de otra empresa de origen asiático conocida como Martano. La compañía se ha asegurado de suplir 350 MW del mercado de electricidad a partir de 2019 y su inversión supera los mil millones de dólares.