La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Nacional

Sáez Llorens conocía debilidades de plataforma SIPE

Los empresarios habrían detectado un acceso para evadir el pago de sus responsabilidades, borrar deudas, disminuir salarios en sus declaraciones

Guillermo Sáez Llorens, exdirector de la Caja de Seguro Social.

Guillermo Sáez Llorens, exdirector de la Caja de Seguro Social (CSS), conocía algunas recomendaciones efectuadas por la entonces contralora de la República, Gioconda Torres de Bianchini, en las que advertía de algunas fallas y debilidades del Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas (SIPE).

La nota firmada por Bianchini (fallecida), es dada a conocer dos semanas después de hacerse pública la existencia de un desfalco por cerca de $300 millones de evasión de cuotas obrero-patronales durante los últimos años, en el que estarían involucrados empresarios y funcionarios de la entidad.

Los empresarios habrían detectado un acceso para evadir el pago de sus responsabilidades, borrar deudas, disminuir salarios en sus declaraciones o borrar trabajadores, después de presentada la planilla regular.

En la nota del 20 de junio de 2013, Bianchini le advierte a Sáez Llorens las condiciones importantes que pueden afectar la capacidad para registrar, procesar, resumir y presentar información en forma consistente, oportuna con la eficacia y eficiencia que requiere la institución para la toma de decisiones.

La funcionaria hizo énfasis en quince puntos, entre ellos: la inadecuada administración de la documentación del SIPE, la ausencia de un plan de contingencia del SIPE, falta de integración automatizada de la plataforma SIPE y el sistema de contabilidad de la institución, falta de control en la implementación de los módulos de validador, sincronizador y carga de datos, falta de integridad de la información correspondiente al archivo de afiliación e inconsistencias que afectarían el funcionamiento adecuado del SIPE, entre otros.

DESCUIDO

De acuerdo con Miguel Edwards, miembro de la Junta Directiva de la CSS, con estas advertencias es evidente que posiblemente se actuó con algo de descuido antes de implementar el sistema.

Edwards expresó que no se atendieron en su totalidad las recomendaciones de la entonces contralora. ‘No se le prestó la atención debida y por allí pudiéramos tener algunas debilidades sobre la implementación del programa', afirmó.

El directivo manifestó que sabiendo algunos empresarios y funcionarios que el sistema tenía algunas falencias, actuaron de mala fe y en confabulación en contra de los interese de la CSS. ‘Lo que debieron hacer fue decir ‘el programa tiene debilidades, vamos a corregirlas', y no aprovecharse de ellas', señaló