La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Prórroga para consorcio que construye baños en Cañazas

En lugar de rescindir un contrato que tiene un año y medio de retraso, Conades extendió el tiempo al consorcio Pumper y Arrovilla para que concluya 886 unidades sanitarias en Cañazas, en Veraguas.

Una adenda de 365 días impulsa el Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible (Conades) para concluir un proyecto de construcción de 886 unidades sanitarias en el distrito de Cañazas, en Veraguas.

Es una millonaria obra de $3.3 millones licitada en julio de 2015, que implicaba la construcción de baños y servicios sanitarios a un costo individual de $3,780. Las obras tenían que concluirse en un año y medio; es decir, a finales de diciembre de 2016. Pero, casi un año y medio después, no solo no han sido concluidas sino que mantienen disgustados a humildes campesinos que tenían la esperanza de mejorar su calidad de vida, al punto de sentirse ‘engañados'.

Pumper: los contratos de basura hospitalaria

A solo dos días de la Navidad, el 23 de diciembre de 2013, el entonces ministro de Salud, Javier Díaz, envió una carta compromiso a la empresa recolectora Pumper, S.A. solicitando el servicio de recolección, transporte y destino final de los desechos peligrosos de seis hospitales públicos del país, durante los 12 meses de 2014.

Cuatro días después, el 27 de diciembre, el extinto Programa de Ayuda Nacional entabló comunicación con Pumper, S.A.

El documento detallaba: ‘procedemos a contratar por invitación directa, sin recurrir a los procedimientos de selección de contratista, a la empresa Pumper, S.A. para lo cual hemos dado instrucciones de agilizar el proceso'.

El servicio era para los hospitales del Niño, Nicolás Solano, 24 de Diciembre, San Miguel Arcángel, Instituto Oncológico y Santo Tomás. El precio, $468,660 era el mismo tanto para un centro de segundo nivel de atención, como el San Miguel (con 250 camas), como para uno de tercer nivel de complejidad, como el Santo Tomás (con 694 camas).

El monto global ascendía a $2.8 millones al año, e incluía al hospital 24 de Diciembre, que está bajo administración de la Caja de Seguro Social, entidad que contrata por su cuenta.

En 2012, había firmado otro contrato con el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología para el mismo servicio.

El 2013, el Ministerio de Salud adjudicó un contrato a Pumper, S. A. por $89,880 para la recolección y transporte de los desechos de 17 puestos de atención médica en la provincia de Veraguas.

Manuel Soriano, secretario ejecutivo de Conades, reconoce el retraso del proyecto, pero excusa al consorcio Pumper, S.A. y Arrovilla, S.A. que se adjudicó la construcción de las unidades sanitarias. El funcionario explicó que han experimentado contratiempos con los suplidores de materiales y con el sistema constructivo del proyecto.

Soriano dijo que el consorcio notificó de las demoras del suplidor de los materiales de construcción. ‘Ellos habían propuesto un sistema constructivo, pero con tantos pedidos hubo demoras en la entrega de los materiales', dijo el funcionario.

El problema radica en que existe una alta demanda de materiales de construcción por proyectos gubernamentales como Techos de Esperanza y Sanidad Básica, precisó.

Otro inconveniente, dijo, es que muchos de estos materiales para construir los baños se traen del extranjero, de Colombia, de Canadá y hasta de China. Las condiciones meterorológicas son otro eslabón en la cadena de excusas del consorcio. Ante esto, han solicitado una adenda de tiempo que está en Contraloría General a la espera del refrendo.

Hasta este momento, en casi tres años, se han construido 150 unidades sanitarias, de las cuales 120 han sido entregadas. Otras 30 están a la espera de un acta de entrega sustancial, un paso previo a la entrega a la familia. Otras 440 están siendo construidas. Esto, según Conades, representa un 49% de avance de la obra.

Soriano espera que para mayo del próximo año, para cuando están programadas las elecciones generales, se concluya el proyecto. Sin embargo, advierte que esto dependerá de la reactivación del proyecto, del personal que se consiga para trabajar y de la ejecución de las obras .

Pero, si no se cumple con el cronograma de trabajo, la institución accionará la fianza de cumplimiento que es del 50% del monto ($1.7 millones).

Según el funcionario, se ha notificado a la aseguradora de los retrasos de la obra para que se renueve la fianza. ‘Tenemos la fianza vigente para garantizar cualquier incumplimiento de la empresa para que a través de la aseguradora se concluya la obra', aseguró el funcionario.

Conades extendió el tiempo de conclusión del proyecto en lugar de rescindir el contrato considerando que es un proceso largo que conllevaría un retraso aún mayor de la construcción de las obras. ‘Puede tomar hasta un año, donde tampoco se vería ningún trabajo en la comunidad. Entonces las críticas serían mucho más fuertes', dijo Soriano. La empresa ha recibido un avance financiero del 22% del monto total ($736,782.00).

EL CONSORCIO

Arrovilla y Pumper se unieron para conformar el consorcio que se adjudicó el proyecto. Inicialmente, Arrovilla desarrollaba las obras. Pero, actualmente, es Pumper quien ha asumido la responsabilidad, admitió Soriano.

Pumper, S.A., sin embargo, es una empresa dedicada a la recolección e incineración de desechos. Según su página web, se dedica al manejo integral de residuos peligrosos y no peligrosos.

Soriano, por su parte, dijo que se exige empresas con experiencia en construcción para el desarrollo de los proyecto. Pero, cuando se trata de consorcios, una empresa puede aportar el respaldo financiero y la otra, la experiencia en construcción.

El hecho de que Pumper, S.A. no es una constructora pone en duda su capacidad para concluir la obra. Este medio intentó, sin éxito, contactar a los representantes de Pumper para conocer su versión.

Arrovilla es una empresa dedicada a la construcción de carreteras, alquiler de camiones, mejoramiento de quirófanos y reparación de aires acondicionados de hospitales. Está ubicada en Guararé, Los Santos, según el directorio telefónico digital.

Arrovilla tiene entre sus directivos a Omar Alexis Villarreal, quien aspiró a una curul de diputado por el partido gobernante, en las pasadas elecciones. Según su cuenta de Twitter , se ubica en Guararé. Su apoyo a la campaña del hoy presidente Juan Carlos Varela también ha salido a relucir en medio de los cuestionamientos al proyecto de Cañazas.

Sanidad básica, contra el reloj

Sanidad Básica, 100% Agua Potable y 0 Letrinas es una de las promesas de campaña del presidente Juan Carlos Varela. La meta de este programa era la construcción de baños higiénicos en más de 300 mil hogares en el país, según una publicación que aparece en la página digital del Conades.

‘Hay 150 unidades sanitarias terminadas, de las cuales 120 tienen acta de entrega sustancial (...) Así que hay 120 familias que están haciendo uso de las unidades sanitarias',

MANUEL SORIANO

CONADES

En casi cuatro años de gobierno, se han entregado 20 mil unidades sanitarias. Otras 70 mil están en construcción, 10 mil están licitadas. Otras 92 mil serán construidas a través del programa de vivienda Techos de Esperanza.

A un año de concluir el gobierno, las cifras indican que faltarían unos 108 mil baños por construir para cumplir con la promesa de campaña.

Sin embargo, Manuel Soriano, de Conades, está convencido de que el número de baños que se requerían para eliminar las letrinas disminuyó. ‘Muchas familias hicieron sus baños', dice. La inversión del proyecto alcanza los $700 millones, hoy.