La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

Cruce de juzgamiento es ‘incentivo perverso'

El tiempo que se le da al Sistema Penal Acusatorio para recabar las evidencias es muy corto (24 horas) en relación con los recursos que tienen, critica el magistrado de la Corte Suprema Olmedo Arrocha

Cruce de juzgamiento es ‘incentivo perverso'

El recién estrenado magistrado de la Corte Suprema de Justicia Olmedo Arrocha manifestó la urgencia de acabar con ‘el cruce de juzgamiento' que existe hoy día entre los integrantes de la más alta corporación de justicia y los diputados, pues, desde su óptica, solo así habrá una verdadera separación de los poderes.

Eso de que tú me juzgas y yo te juzgo es un ‘incentivo perverso', porque se presta para pasar factura en represalia al otro órgano. Esto hay que cambiarlo, subrayó el alto funcionario. Por supuesto, agregó, también hay que revisar la forma como se nombra a los magistrados.

Arrocha, quien es hijo único, expresa que todo lo que tiene se lo debe a sus padres y que lo mejor que le ha pasado en la vida es haber formado una familia. ‘Ellos son mi control', afirma orgulloso.

A quienes lo criticaron y se mostraron en contra de su designación, les pide que le den la oportunidad de demostrar que llega a la Corte para realizar un trabajo con integridad y valentía.

Víctima de un atentado en el que recibió cuatro balazos en diversas partes de su cuerpo, Arrocha asegura que ese día volvió a nacer y que desde aquel fatídico momento percibe la vida de otra manera, con mucho más valor que antes y siente que Dios le dio la oportunidad de quedarse un tiempo más en este espacio terrenal, porque tiene una misión importante que realizar.

Advierte, además, que no es un osito de peluche, y que capta perfectamente cuando lo atacan con fines aviesos y también sabe cómo responder.

¿POR QUÉ QUISO SER MAGISTRADO DE LA CORTE?

‘UNAS DE LAS CARACTERÍSTICAS QUE DEBE TENER UN JUEZ SON LA VALENTÍA Y LA INTEGRIDAD. UN JUEZ NO CONTROLA LA PRESIÓN, LO QUE PUEDE ES CONTROLARSE ÉL DE NO SUCUMBIR ANTE LA PRESIÓN, Y ESO SE LO DA LA INTEGRIDAD'.

Es un sueño de la mayoría de los abogados llegar al más alto sitio de la administración de justicia, que es ser magistrado de la Corte. Además, porque pienso que el servicio de la administración de justicia se puede mejorar y en algo puedo ayudar en ese sentido. Eso hay que mejorarlo desde adentro, con ideas nuevas.

¿CÓMO SE PUEDE MEJORAR?

La estructura académica de un abogado está en función de la forma; es decir, el concepto del debido proceso lo vemos como un sinónimo de ritualidad, lo que ha traído como consecuencia que ese exceso de ritualidad empantane lo que debe ser el resultado final, que es la decisión.

Un tribunal es como si fuera una fábrica de decisiones y la materia primera son los pleitos, pero el producto final es la decisión, y en ese proceso de fabricación hay una serie de etapas y actividades. Lo que hay que hacer es identificar dónde está el cuello de botella para mejorar el sistema y hacerlo con la participación de mucha gente, pues se trata de un proceso para el público.

Por ejemplo, en el proceso civil, donde se tiene una serie de actividades disgregadas, lo que hay que hacer es unir todas esas actividades en un solo acto, que es un acto de audiencia, y eso es lo que se hace, por ejemplo, en el arbitraje. Esa filosofía me gustaría aplicarla en la vía civil.

Lo anterior necesita una gestión de cambio, empezando por los propios magistrados y jueces.

También es necesario aplicar una estrategia para realizar los cambios que deben hacerse, pero poco a poco.

Importante, de igual manera, es el tema del presupuesto y la legitimación de mis colegas; es decir, que me den la confianza para promover los cambios.

¿SIENTE EL PESO DE LA ANGUSTIA CIUDADANA SOBRE EL TEMA DE LA PERCEPCIÓN DE IMPUNIDAD QUE HAY EN LA JUSTICIA?

La percepción de crisis en la justicia ha existido por siglos, no solamente en Panamá. Tenemos que entender que se trata de decidir controversias y nadie a quien se le decida en contra, queda contento.

¿Y QUÉ PASÓ DESPUÉS DE LA DENOMINADA ‘CORTE DE LUJO'?

PERFIL DEL ENTREVISTADO

También es profesor universitario; recientemente nombrado magistrado de la Corte Suprema por 10 años.

Nombre completo: Olmedo Arrocha Osorio

Edad: 50 años

Lugar de nacimiento: Aguadulce, Panamá

Cargo: Magistrado de la Corte Suprema de Justicia

Creencia religiosa: Católica

Cónyuge: Jaqueline Castrellón

Resumen de su carrera: Egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá. Cuenta con tres maestrías: en Derecho Civil; Negociación, Mediación y Arbitraje Internacional; y en Administración de Empresas. Fue árbitro por más de quince años en procesos nacionales e internacionales. Ha ejercido como director de Programación de Inversiones en el Ministerio de Economía y Finanzas y coordinador de Cepadem, entre otros cargos.

Mira, yo era abogado litigante en aquellos tiempos y había las mismas críticas, tal vez no tantas como ahora, pero las había. La administración de justicia no somos solo nueve magistrados, (nosotros) somos una parte de todo el sistema, pero hay una serie de funcionarios que también toman decisiones y el control de alguna acción incorrecta es la apelación. Te voy a poner un ejemplo: un juez de circuito toma una decisión; esto va a apelación, donde los tres integrantes del Tribunal Superior coinciden con el juez, luego va a la Corte y, en casación, se confirma lo actuado por los anteriores funcionarios. Luego resulta que a quienes se les acusa de corruptos es a los magistrados de la Corte… ese es parte del problema y hay que vivir con eso.

PERO SÍ HA HABIDO UN DETERIORO DE LA JUSTICIA, ¿A QUÉ LO ATRIBUYE USTED?

Creo que la principal causa es la falta de liderazgo. Los magistrados, además de administrar justicia, constituyen la junta directiva de una gran organización. Lo primero que tienen que hacer es entender que tiene que haber armonía entre ellos y que deben erigirse por encima de las emociones, porque no podemos dejar que las emociones nos superen.

Quien esté ahí debe tener un mínimo de cordialidad, armonía y respeto con sus compañeros. Para eso tiene que haber un grado de liderazgo que sepa manejar esas emociones.

Otra cosa es que hay desconexión de la Corte Suprema con la sociedad, y con esto no estoy diciendo que se viole la confidencialidad de los casos, sino que debe tener a la comunidad informada de lo que hace y cómo lo hace, y esto es importante, porque la justicia es un servicio para todos los integrantes de un país.

¿QUÉ HARÁ ANTE LAS PRESIONES EXTERNAS?

En efecto, hay presiones externas. Algunas de las características que debe tener un juez son la valentía y la integridad. Un juez no controla la presión, lo que puede es controlarse él de no sucumbir ante la presión, y eso se lo da la integridad. No solamente se trata de presiones políticas, estas son las menos; también hay presiones económicas, sociales, de medios de comunicación y otros, y uno tiene que estar listo para enfrentar eso.

¿QUÉ MENSAJE LE DA A LOS POLÍTICOS Y NO POLÍTICOS QUE LO CUESTIONARON POR SUS ASPIRACIONES A SER MAGISTRADO?

Los cuestionamientos ayudan a mantener un equilibrio y a siempre tener presente el gran reto y la responsabilidad que uno tiene. Es el comportamiento en el cargo lo que va a definir si quienes cuestionaban estaban equivocados o no. Veo las críticas así: de quien me da su confianza, tengo la obligación de ganarme su respeto; y del que no me la da, también tengo que ganarme su respeto. Les agradezco a quienes me cuestionaron.

¿QUÉ HARÁ SI LLEGA A SU DESPACHO UN CASO RELACIONADO CON EL PRESIDENTE JUAN CARLOS VARELA? SE LE HA ACUSADO DE QUE USTED ES MUY ALLEGADO AL PRIMER MANDATARIO…

Hay que ver lo que dice el artículo 740 del Código Judicial, que establece cuáles son las causales de impedimento y recusación. Tendría que ver si me declaro impedido, pero mis colegas son los que toman la decisión. Y si me toca, téngalo por seguro que actuaré de acuerdo con la ley.

A PROPÓSITO, HAY UN CRUCE DE JUZGAMIENTO ENTRE LOS MAGISTRADOS Y DIPUTADOS…

Eso hay que cambiarlo. Más que la forma como se escoge a los magistrados, lo más importante es que no haya ese cruce de juzgamiento, pues eso es lo que va a crear una verdadera separación de los poderes. Por supuesto, también hay que revisar la forma como se nombra a los magistrados.

EN LA COMISIÓN DE CREDENCIALES A USTED SE LE CUESTIONÓ POR TENER UNA SUPUESTA VINCULACIÓN CON UNOS PERSONAJES Y UNAS SOCIEDADES ANÓNIMAS…

Sí. Una colega me cuestionó y yo pensé que era un cuestionamiento sano, pero después me di cuenta de que el cuestionamiento tenía fines aviesos. Eso fue una evidente manipulación de la información.

Yo no soy un osito de peluche y me doy cuenta cuando alguien tiene fines aviesos, y también sé cómo responder.