07 de Dic de 2022

Nacional

En diez días el Minsa y la CSS tendrán más dosis de vacunas contra la influenza

Las cifras de defunciones por este virus en Panamá ascienden a 18 personas en lo que va del año. Nueve  han sido menores de 5 años de edad

En diez días el Minsa y la CSS tendrán más dosis de vacunas contra la influenza 
A inicio de año, Panamá adquirió 1.1 millón de dosis contra la influenza a la OPS.

Medio millón de dosis contra la influenza adquirió el Estado a la Organización Mundial de la Salud (OPS). Las nuevas vacunas fueron gestionadas antes de la salida del anterior ministro de Salud, Miguel Mayo, en conjunto con su sucesora, Rosario Turner.

Esta nueva compra se suma al 1.1 millones de vacunas que adquirió el Estado en marzo de este año y que se aplican de manera gratuita en los estamentos de salud de la Caja de Seguro Social y del Ministerio de Salud (Minsa).

"La Organización Panamericana de la Salud nos han adelantado que las vacunas estarán en el país aproximadamente en los próximos diez días, primero Dios", confirmó la ministra Turner.

Hasta el momento las cifras de defunciones por este virus en Panamá ascienden a 18 personas, de las cuales nueve han sido menores de cinco años de edad.

Las nuevas vacunas serán distribuidas a nivel nacional en los diferentes centros de salud, policlínicas y hospitales.

La dosis contra la influenza que se suministra en Panamá es tetravalente; es decir, que protege contra dos cepas de influenza A y dos de influenza B (cepas circulantes en Panamá). Esta vacuna debe colocarse todos los años, porque los subtipos que circulan varían de un año a otro y de una región a otra.

Para la vacunación existen los grupos priorizados, que son los niños de 1 a 4 años de edad, mujeres embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas, trabajadores de granjas avícolas, funcionarios de salud, población indígena, grupos marginados y desplazados.

La entidad Sanitaria empieza a aplicar la vacuna contra la influenza en el mes de mayo de cada año, un mes antes de que se inicie la temporada de lluvia en el país, que es cuando aumentan los casos de enfermedades respiratorias, evitando el riesgo de contraer la enfermedad y que el virus pueda propagarse en la comunidad.

ESTADÍSTICAS

De acuerdo con información del Minsa, de 1,500,000 vacunas que adquirió el Estado a la OPS, se aplicaron 1,591,469 dosis. La cifra de vacunas aplicadas aumenta porque una dosis alcanza para inmunizar a dos niños hasta los tres años.

Mientras que en 2017 se adquirieron dos millones de dosis para la gripe estacional por un monto de $10.9 millones, pero solo se pudo aplicar 1.3 millones, perdiéndose 700 mil vacunas. Esto representó una pérdida aproximada de $2.4 millones para el Estado.

A pesar de la pérdida, se logró vacunar en el año 2017 al 60% de la población, gracias a las constantes jornadas de vacunación.

En el año 2016, el Ministerio de Salud compró tres millones de dosis, de las cuales solo se aplicaron 2,500,000 vacunas.

Las que se dejaron de aplicar representaron una pérdida para el Estado de $1.5 millones. Ese año se logró inyectar al 63% de la población, una cifra récord en el país, de acuerdo con el Minsa.

Mientras que en 2015 se adquirió un millón de vacunas. De esta cifra, solo se aplicaron 600,000 dosis y se descartaron 400,000, lo que representó una pérdida de $1.4 millones.

VIRUS ESTACIONAL

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda, causada por un virus que se transmite de persona a persona, a través de las gotitas de saliva que se esparcen al toser o estornudar.

Sus signos y síntomas pueden ser percibidos durante tres o siete días. Pueden incluir fiebre, tos, dolor de garganta y secreción nasal.

Los niños infectados con el virus de la influenza pueden tener crisis, náuseas y hasta vómitos.

Los especialistas recomiendan el lavado de manos frecuente y cubrirse la boca cuando se tosa.

Si las personas no se tratan a tiempo, pueden llega a presentar algunas complicaciones, como neumonía, bronconeumonía o bronquiolitis, sinusitis y otitis media. Estas condiciones pueden agravarse y causar la muerte del individuo.