24 de Sep de 2021

Nacional

Reducen lista de productos con precio regulado

Del listado original se han eliminado ocho, lo que ha dejado 14 artículos. La medida, implementada a través de decreto ejecutivo, no afectará los precios de la canasta básica, asegura el MICI. Los economistas expresan preocupación

Reducen lista de productos con precio regulado
La liberación de los productos regulados con el control de precios se hará de manera progresiva.

Mediante un Decreto Ejecutivo emitido ayer, el nuevo Gobierno eliminó de la lista de control de precios ocho productos de la canasta básica familiar de alimentos, de un total de 22 que la conformaban.

La chuleta, el jarrete, el pecho, el huevo, los macarrones, el poroto, las lentejas y la tuna en agua son los ocho productos alimenticios que fueron retirados de la lista de productos regulados, quedando un total de 14 productos con precio controlado, de los 59 rubros que tiene la canasta básica familiar.

Así quedó establecido en el Decreto Ejecutivo N°.97 de 4 de julio de 2019, publicado este viernes en Gaceta Oficial No. 28811-B, y que modifica el Decreto Ejecutivo N°. 165 de 2014.

El nuevo decreto empezará a regir a partir a partir del 7 de julio de 2019, a las 8:00 a.m. y tendrá una duración máxima de seis meses, informó la Autoridad de Competencia y Defensa de la Competencia (Acodeco).

Se mantienen regulados: babilla, bistec de cinta, carne molida de primera, pollo entero, arroz de primera, cebolla amarilla nacional e importada, ñame, papa nacional, tomate perita, yuca, leche en polvo, pan de molde blanco, queso amarillo americano procesado y salchichas que contengan carne de res.

El ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, aseguró que la desregulación parcial y progresiva de la medida de control de precios, ‘no' deben repercutir en un incremento al precio de la canasta básica, algo que los especialistas consideran será imposible, pues opinan que todos los productos que se vayan a ir liberando sufrirán alzas.

El financista y docente universitario Allan Corbett señala que la regulación es un modelo que jamás sirvió y solo trae ‘distorsión de mercado'; y al final genera ‘especulación y genera ‘mercado negro'. ‘Con la liberación de estos productos el alza es de esperarse. Pero eso va a tener un pico con la oferta y demanda. Y cuando haya sobreproducción si lo suben demasiado van a tener que bajar los precios como debió haber quedado originalmente', sostuvo.

Por su parte, la economista Maribel Gordón aboga por ‘una verdadera medida de control de precios que se haga acompañar por congelamiento de precios de los productos básicos, eliminar la estructura de mercado oligopólica, eliminar distorsiones de la cadena de comercialización ‘inescrupulosa y especulativa', promover el agro y estimular la producción nacional de alimentos, promover el pequeño y mediano productor, controlar las desmedidas importaciones. Aunado a ello, establecer un aumento general del salario que permita recuperar la capacidad de compra.

También coincide en que la liberación de productos con precios controlados podría afectar el bolsillo de los panameños con el alza en sus precios. ‘Ya ha iniciado una ola especuladora', dijo.

Por su lado, el economista, Rolando Gordón, considera que esta liberación de productos regulados ‘no debe causar aumentos' a menos que haya una escasez de producto. Destacó que parte de los productos que se están liberando son importados, como el caso de la tuna y las lentejas y otros se producen aquí, como la carne y el huevo que se dan todo el año.

Gordón opinó que, en resumen, la medida del Gobierno está bien encaminada, pero lo que tiene que hacer el Estado —si no quiere que los precios vuelvan a subir— es tratar de elevar la oferta a través de la mayor producción de rubros agrícolas, con asesoramiento a los agricultores, semillas, cambios tecnológicos en la agricultura y acuerdos con ellos para no importar productos en momentos de cosecha, y establecer un precio que le permita a ellos tener cierta ganancia o subsidio.

‘Mientras el agricultor no vea qué le ofrece el Estado lógicamente va a estar en incertidumbre si producir o no producir', aseveró .

Pedro Acosta, de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), la medida de liberar los productos del control de precios de manera paulatina es ‘correcta', mientras se recupera la producción de alimentos y que haya otro tipo de regulación o que haya un poco más de competencia.

La regulación fue ‘muy dañina para la economía y con lo que se está haciendo con este decreto que se va a revisar, esperamos que el comercio se vaya regularizando un poco más. Aunque puede que haya una especulación porque el comercio estuvo restringido con muchas cosas y muchos proveedores también ', subrayó.

Acosta a su vez espera que en no más de un año se puedan regularizar las relaciones comerciales entre la producción, la distribución y los consumidores.

En tanto que Martínez explicó que los rubros que son liberados son aquellos que disponen de suficiente oferta en el mercado, poseen un impacto bajo dentro de la regulación, e incluso en algunos, el precio tope está por encima del precio que el mercado plantea.

Asimismo recordó que en la revisión del control de precios, además de tratarse de un compromiso, el Gobierno Nacional ha llevado a cabo un minucioso análisis de la medida que en teoría era de carácter transitorio, así como sendas consultas con el sector privado (Cámara de Comercio, cadenas de supermercados y gremios de productores, etc.) y consumidores.

‘Los factores externos que en su momento provocaban un incremento significativo en los precios de algunos alimentos se han estabilizado, como lo es el nivel de inflación que se mantiene controlado, así como el precio del petróleo, que según los expertos no debería sufrir alzas drásticas en los próximos años', añadió.

El ministro del MICI reiteró que la solución de raíz al alto costo de los alimentos, que aplicará este Gobierno, es la implementación de políticas públicas que propicien aumentar la oferta interna y fomenten la mayor productividad y competitividad de los productores nacionales, a fin de que el consumidor obtenga productos más accesibles y con igual calidad. Paralelamente, se incrementará un esquema de libertad vigilada, a fin de estar pendientes de la posible especulación en la cadena de comercialización.

El presidente Laurentino Cortizo anunció el pasado 2 de julio que sacaría algunos productos de la lista de control de precios y que ‘no' agregaría más a la lista de rubros regulados.

La decisión de Cortizo atiende un llamado que venían haciendo los empresarios, economistas, comerciantes y productores desde hace ya varios años, pues consideran que se trató de una medida que se implementó como una promesa de campaña ‘temporal', del expresidente Juan Carlos Varela, que ha causado ‘distorsión' en el mercado.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) señaló a este diario que ‘los controles de precio no funcionan y causan desabastecimiento' y que en su lugar han ‘causado una distorsión en el mercado que ha llevado a crear subsidios para mantener los precios controlados'.

‘Los rubros que son liberados son aquellos que disponen de suficiente oferta en el mercado, poseen un impacto bajo dentro de la regulación, e incluso en algunos, el precio tope está por encima del precio que el mercado plantea'.

RAMÓN MARTÍNEZ

MINISTRO DE COMERCIO E INDUSTRIAS